Full text: Arnáiz Calvo, Marcelino: ¬El espíritu matemático de la filosofía moderna

EL ESPIRITU MATEMÄTICO DE LA FILOSOFIA MODERNA 
106 
util para si, para la patria y para la sociedad. Tiene ante su vista 
dos tipos de jóvenes (mannana quizá conductores de la sociedad) de 
los que él quisiera a todo trance alejar la juventud actual, uno y 
otro imbuidos en determinadas ideas filosóficas: el uno de ellos po¬ 
sitivista, el otro critico en ciernes; y ambos reproducen brutalmente 
en la vida las fórmulas abstractas que aprendieron de los maestros 
en las clases. El naturalismo y el escepticismo han pervertido y va¬ 
ciado de ideales su inteligencia y su corazón. «El uno es cinico y 
amigo de francachelas; tiene veinte anos, y toda su religión se en¬ 
cierra en una frase: gocemos. No hay para él otro Dios, otro prin¬ 
cipio, ni otro sin que él mismo. Ha sacado de la filosofia de estos 
tiempos la gran ley de la concurrencia vital; no estima mas que el 
éxito, y en el éxito el metal.» «El otro es un nihilista delicado; 
tiene veintiocho anos, y ha recorrido ya todas las ideas.—No le ha¬ 
bléis de impiedad, de materialismo; Dios y la materia no tienen para 
él ningûn sentido. El bien y el mal, la virtud y el vicio, la justicia y 
el crimen, no son más que objetos de puras circunstancias. Nada es 
verdadero y nada falso, nada moral o inmoral; justicia y derecho, 
mitos sociales. Su corrupción es mucho mayor que el brutal desen¬ 
freno; y el especioso nombre de diletantismo con que la adorna, 
disimula su ferocidad.» 
Enfrente de estos tipos miserables y monstruosos, el literato 
francés presenta otro ideal a la juventud. «No seas, dice al joven, ni 
cinico, ni escéptico en las ideas. Acércate al árbol de la salud. Es 
préciso juzgar el árbol por sus frutos. Exalta y cultiva estas dos 
energias del alma: el amor y la voluntad. Y puesto que sientes vivir 
en ti un alma, procura que esta alma no muera en ti, antes que tû 
mismo. Yo te lo juro, hije mio, Francia (y yo aqui pondré Espanna) 
tiene necesidad de que tû pienses de ese modo... Yo quisiera que 
no hubiera habido jamás en la vida personas, que ni de cerca ni de 
lejos se parecieran al discipulo que da nombre a esta novela.» 
Y el héroe de la novela es el discipulo predilecto de un filösofo, 
que ha considerado el alma humana como una máquina, a la que se 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer