Full text: Larraz López, José: ¬La epoca del mercantilismo en Castilla (1500 - 1700)

Cellorigo ponia de manifiesto la imposibilad de obtener hâbito en 
las ordenes militares quienes fueran mercaderes, fustigando dura¬ 
mente el prejuicio: "no parece sino que se han querido reducir 
estos Reinos a una Repûblica de hombres encantados que vivan 
fuera del orden natural". Los maestros industriales, los tratantes, 
los mercaderes enriquecidos del comercio con las Indias, adapta¬ 
ron pronto su vida a aquellos falsos postulados. "Los nuestros han 
salido tan de madre, que no siguiendo la ordenación natural, han 
dejado los oficios, los tratos y las demás ocupaciones virtuosas, 
y dâdose tanto a la ociosidad, madre de todos los vicios. Y no 
sólo han hecho a si este dano, sino a otros muchos, que sacan de 
sus buenas inclinaciones y los traen consigo sirviéndose de ellos, 
haciendo, como tenemos dicho, de la multitud de sirvientes gran 
pompa y aparato de grandeza. Estos nuevos ricos de la Revolu¬ 
ción de los precios, alejados prestamente de sus negocios, se dieron 
a inversiones en censos y juros “por el dulzor del seguro“, verda¬ 
dera "peste y perdición de Espana“. Quedaron, pues abandonadas 
las justas ocupaciones, y muy en boga la holgura y el paseo, que, 
del vulgo, granjeaban estima y respeto. Y "como nuestros espa¬ 
noles son todos afectados de honra y... quieren mâs su estimacion 
que cuantos tesoros se les pueden dar, cayeron en una compéten¬ 
cia, y emulación de los unos para con los otros, a hacer présa 
entre si mismos de más honra y autoridad, y demostracion de ri¬ 
quezas, queriéndose igualar en todo a todos, pervirtiendo el orden 
natural". Esta vana ostentación, corrida como la polvora por nie¬ 
dio de una sociedad mas caballeresca y romantica que mercantil, 
se contagió a los que no eran directos beneficiarios de la Revolu¬ 
ción de los precios y obligó a los viejos nobles, perceptores de ren¬ 
tas fijas, a mantener su posicion mediante mal calculados esfuer¬ 
zos financieros: buena parte de la contrapartida de los capitales 
dados a censo por los nuevos ricos, se encontrò en la demanda de 
crédito para el consumo de quienes, sin beneficios extraordinarios, 
quisieron mantener el lujo y la pompa engendrados de la coyun¬ 
tura. "Con los censos, casas muy floridas se han perdido y otras 
de gente baja se han levantado de sus oficios, tratos y labranza 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
opäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer