Full text: Pérez Serrano, Nicolás: ¬El poder constituyente

nadie puede compartir" Pues bien; cuando se ha convivido 
largo tiempo con figura como Don Adolfo Posada, laborando 
juntos y a diario en la noble tarea universitaria, al desapare¬ 
cer el maestro queda como amputada nuestra propia perso¬ 
nalidad. Y algo analogo cabria decir con respecto a Pons: 
anos y anos de trato cotidiano, de discusión de temas parla¬ 
mentarios o de acerado y buido enjuiciamiento de episodios 
historico-politicos, hacen imborrable su recuerdo; algo de 
nosotros y de nuestros tiempos de mocedad se fué para siem¬ 
pre al abandonarnos él. 
* * 
Al correr de la vida, cuando los accidentes se van borran¬ 
do en la memoria y la substancia permanece y se aquilata, 
caemos en la cuenta de lo que significaron los nucleos medu¬ 
lares en nuestros anos de formación. Hacemos, casi siempre 
con sensible retraso, inventario de experiencias y computo 
de valores, y entonces advertimos cuanto debemos a quienes 
nos adiestraron y educaron en los tres momentos capitales de 
nuestra peregrinación por la tierra: el hogar en cuyo seno 
nacimos y donde nos formamos moralmente: los maestros de 
quienes aprendimos lo poco que constituye nuestro haber in¬ 
telectual; los Jefes y companeros que nos iniciaron en el ser¬ 
vicio profesional cuando por vez primera tomamos contacto 
con la Administración. 
Siendo yo universitario y Oficial del Parlamento, no pue¬ 
do olvidar, antes al contrario, creo hacer acto de justicia al 
recordarlo hoy, cuanto debo a estos dos ambientes en que 
transcurrieron, a lo que ahora importa, los anos decisivos de 
mi personalidad. Y viniendo a ocupar el sillón que Pons y 
Umbert rodeara de prestigio, acómo no evocar los tiempos 
de aprendizaje pasados en la atmósfera tibia y grata de la 
Secretaria del Congreso? Mundo nuevo, inmerso en el oleaje 
de la más violenta pasión politica, vivia, sin embargo, al mar¬ 
gen y por encima de las banderias partidistas. Una tradi¬ 
ción de honestidad y pulcritud ponia a cubierto de sospechas 
y recelos, aun en materias tan vidriosas como los expedien¬ 
tes de Actas o las Leyes de personal. Un ansia de superacion 
progresiva animaba a todos, asi en el acopio de precedentes 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer