Full text: Silió Cortés, César: Maquiavelo y el maquiavelismo en España

senor Silió—en que late en Gracián un fuerte instinte de voluptuosi¬ 
dad, que constituye, en su opinión, la entrafa y el resorte de todo lo 
creado. Se trata siempre —dicen— en las obras de Gracián de reinar 
en el mundo, de lograr el éxito, de abrirse camino. Basta esta posi¬ 
cion filosofica y critica que adopta Gracián, para que los escritores 
mencionados lancen sobre él la cuadruple acusacion de que es maquia¬ 
velista, inmoralista, pesimista y escéptico. Con toda sinceridad me 
atrevo à afirmar que no creo suficientemente fundada ninguna de las 
cuatro acusaciones. 
éHay maquiavelismo en Baltasar Gracián? La acusación sorpren¬ 
dera à los que, como el senor Astrana Marin, piensan que El Héroe 
aquizà se compuso para combatir a Maquiavelon. Que yo ahora, de 
momento, recuerde sólo en un pasaje de las obras de Gracián —la 
crisis VII, titulada La fuente de los enganos, en la primera parte 
de El Criticón—se hace alusión directa a las doctrinas de Maquiavelo. 
La referencia està concebida en términos despectivos y hasta injurio¬ 
sos, poco habituales en el estilo de Gracián. Maquiavelo—segun Gra¬ 
cian— «da a beber sus falsos aforismos sólo a los ignorantes», y tales 
aforismos son «una confitada inmundicia de vicios y pecados». Toda¬ 
via acentua el autor de El Criticón su desprecio por Maquiavelo al 
acusarle de «arrojar fuego infernal que abrasa las costumbres y que¬ 
ma las republicas», y al lanzar, finalmente, sobre él una de las simi¬ 
licadencias de frase en que incurre con frecuencia y repeticion de 
monomaniaco: «sus razones no son de Estado, sino de establoy. 
A pesar de tan clara repulsa, persistese en afirmar —asi lo hace en 
su discurso el senior Silió— que la prudencia preconizada por Gracian 
tiène gran parecido con el arte del disimulo y del engano en que con¬ 
siste la doctrina de Maquiavelo, y no es, en fin de cuentas, otra cosa 
que un modo de vulpe jeav mas suave, elegante y sutil que el habitual 
en el escritor florentino. 
Al coincidir con Rouveyre y con Ovejero en que la finalidad de la 
doctrina de Gracián es, por encima de todo, cabrirse en la vida camino 
y lograr el éxito», contrae el senor Silió su juicio a dos obras de Gra¬ 
cian: El Héroe y El Discreto. Queda excluido del juicio El Oraculo 
Manual por ser mas que nada un escogido florilegio de maximas. 
sentencias y aforismos repartidos en otras obras. Queda separada asi¬ 
mismo la Agudeza y arte de ingenio, por ser tratado de propósi¬ 
tos mas bien literarios y retóricos, al que muchos han considerado 
como verdadera Biblia del conceptismo. No es tampoco la condenación 
extensiva a El politico don Fernando el Catélico, por ser obra 
125 
Max-Planck-Institut für 
nia de Ciencias Morales y Politic 
europäische Rechts
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer