Full text: Silió Cortés, César: Maquiavelo y el maquiavelismo en España

demuestra conocer lo mas selecto de la filosofia y de la literatura de 
su tiempo. La frase incluida en el primer capitulo o crisi —como el 
autor les Ilama—: «Soy o no soy? Pues vivo, conozco y advierto, ser 
tengo, es, en realidad, un trasunto del Cógito, ergo sum, del Discur- 
so del Método de Descartes, publicado en 1637, o quizâ mejor, del 
«Conozco que yo conozco algo; todo lo que conoce, es: luego, yo soy». 
de Gómez Pereira, en su Antoniana Margarita, publicada en 1554. 
En una obra reciente y, desde todos los puntos de vista, interesan¬ 
tisima, dedicada por don Luis Astrana Marin al estudio de la persona¬ 
lidad de William Shakespeare, se recuerda también con oportunidad 
que al referir Gracián, en uno de los pasajes mâs conocidos de El 
Héroe, la primera de sus obras, de 1637, el Primor III, La mayor 
prenda de un héroe, algunos ejemplos ilustrativos de sus tesis de 
que «es el juicio trono de la prudencian, demuestra Gracián a las cla¬ 
ras conocer en todos sus detalles el episodio dramâtico de Porcia, 
del que Shakespeare se sirvió para El Mercader de Venecia. 
Pensador de hondo alcance y de visión aguda y penetrante, es in¬ 
dudable que lo es Gracián. Que sus obras tengan muy poco de mis¬ 
ticas, no autoriza para decir, como el senor Ovejero lo hace, que 
tampoco tienen nada de cristianas. El propio senor Ovejero se 
exalta con el recuerdo y la alabanza apasionada de los primeros ca¬ 
pitulos de El Criticón, en que el autor justifica la existencia de la 
Divinidad, «porque en la Naturaleza no hay cosa de balde, ni inclina¬ 
ción que se frustre, y el imán busca el Norte, la planta al Sol, el pez 
al agua, la piedra al centro y el hombre a Dios». «Hay Dios, que es su 
norte, centro y sol, a quien busca, en quien para y a quien goza.» 
Quien esa bella página ha estampado en El Criticón ha acabado 
también por via de resumen y conclusión El Héroe con estas frases, 
de las más sonoras y elocuentes que en castellano se han escrito: 
«No puede la grandeza fundarse en el pecado, que es nada, sino en Dios, 
que lo es todo.» «Ser héroe del mundo, poco o nada es; serlo del Cielo, 
es mucho, a cuyo gran Monarca sean la alabanza, la honra y la gloria.» 
Que no todo es igual en los libros de Gracián, cierto es; que las 
obras del jesuita aragonés abundan en pensamientos contradictorios 
con los antes expuestos, o, a lo menos, desviados del criterio cardi¬ 
nal que parece animarlos, no es menos evidente. Nuestro nuevo com¬ 
pannero, extremando con Gracián su severidad, opone a su obra total 
dos graves reparos, que vale la pena de examinar y contrastar. 
Para el senor Silió, que contrae su análisis principal a dos obras 
de Graciân, El Héroey El Discreto, obras, segûn él afirma con razón, 
123 
Max-Planck-Institut für 
encias Morales y Po 
europäische Rechtsgesch
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer