Full text: Minguijón Adrián, Salvador: ¬Los intelectuales ante la ciencia y la sociedad

es necesaria. Con ello se establece entre ambas cosas una 
separación a todas luces infundada. La instrucción es por 
si misma educadora, es quizá lo más educador, porque el 
hombre ha de regirse por la inteligencia, y la inteligencia 
es iluminada y orientada por la instrucción. Lo necesario 
es dar a la instrucción un sentido más completo y mas edu¬ 
cador. 
Si las ideas que transmitimos fueran totales o tuvierar 
referencia a un sentidò de totalidad, siempre serian bene¬ 
ficiosas, siempre Ilevarian luz a las inteligencias y sana 
impulsión a las voluntades. Pero lo que la palabra y la plu¬ 
ma trasmiten no suelen ser más que fragmentos de ideas 
que el escritor o el orador combinan muchas veces arbitra¬ 
riamente. Es necesario restaurar lo que llama Scheler saber 
de salvación, que, segûn este filósofo, no puede ser sino 
un saber acerca de la existencia, la esencia y el valor de lo 
que es absolutamente real en todas las cosas, o sea, un 
saber metafisico. 
En todo conocimiento debe estar presente la idea de lo 
absoluto, trascendente a la vida y a las cosas, sin lo cual 
nada tiene pleno sentido y quedan libres la barbarie y la 
violencia. El hombre que no cree en lo absoluto no es un 
sér humano integral : es un árbol sin raices, por cuyas ra¬ 
mas no corre savia vital. «Nos falta—ha dicho Keyser¬ 
ling—todo punto de apoyo que nos permita refutar, desde 
un mås allá, la propia vida creadora.» «Para progresar 
—afirmaba Ramiro de Maeztu—hace falta abrir los ojos 
a un ideal superior a nosotros y seguirlo. El que crea que 
lleva dentro de la sangre ese ideal superior cerrarà los ojos 
y darà vueltas en torno de si mismo, para encontrarse en 
el mismo sitio al cabo de las vueltas, hasta que un dia to¬ 
mará la intimación del instinto por la del ideal, seguirá ai 
instinto, lo justificará por la razón y habrá caido de nue¬ 
vo como cayó el hombre en el mono.» 
Parte principal en la formación de la juventud ha de 
ser la historia por la cual nos asimilamos la experiencia de 
los siglos. Pero en la historia ha penetrado de tal modo el 
espiritu sectario, que se ha podido hablar de una historia 
que es una coniuración contra la verdad. Por otra parte, 
- 94 — 
Max-Planck-Institut für 
as Morales y Politicas 
uropäische Rechtsgeschicht
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer