Full text: Minguijón Adrián, Salvador: ¬Los intelectuales ante la ciencia y la sociedad

brimiento es una iluminación subita, un relámpago de triun¬ 
Pero lo que al principio es comprension y dominacion, 
ispazo genial, estallido de novedad, después, en sus apli¬ 
caciones, en la estela inacabable de sus consecuencias sigue 
su propio rumbo, entra en combinación con otras fuerzas 
naturales o humanas y parece que escapa a la dirección del 
hombre. El inventor ya no podrá dominar su descubrimien¬ 
to y serán necesarios nuevos esfuerzos para que la espiri¬ 
tualidad humana mantenga su senorio sobre las consecuen¬ 
cias de lo que ella misma ha creado. Asi las fuerzas que 
debian aumentar la dominación del hombre sobre la natu¬ 
raleza se nos presentan indominables y el hombre se siente 
prisionero de ellas. Parece que marchan solas, alimentán¬ 
dose de su propia necesidad de expansión, constituyéndo¬ 
se en centro de remolinos humanos que giran fatalmente. 
La humanidad ha destacado fuerzas y poderes que no quie¬ 
ren limitarse y coordinarse en la integridad de la persona 
humana. El hombre ha perdido su carácter de centro y de 
fin. Ha dejado de reinar, porque ha dejado de servir a 
Dios. 
Marcha nuestra época con velocidad acelerada. Todos 
o la mayor parte de los adelantos parece que tienden a au¬ 
mentar esa rapidez, a acortar distancias y economizar 
tiempo. 
Paul Morand, en un ensayo acerca de la velocidad pu¬ 
blicado por la Nouvelle Revue Française, hacia notar el pe¬ 
ligro que encierra para el arte y para la variedad de la vida. 
Qué podemos apreciar de un pais cuando lo recorremos a 
300 kilómetros por hora? La velocidad uniforma la vida, 
y por lo tanto, la empobrece; lo peculiar, lo individual 
queda eliminado. Mata también el color. El giróscopo, 
cuando da vueltas con mayor rapidez produce a nuestros 
ojos un color gris. 
La vida es una marcha continua que tiene candantes», 
«allegros», «maestosos». Es preciso seguir su ondulación 
ritmica sin atropellamientos ni retardos. Nos detendremos 
embebidos en la contemplación, nos someteremos a las len¬ 
tas impregnaciones que forman y educan. Otras veces será 
90 — 
Max-Planck-Institut für 
Politicas 
europäische Rechtsgeschicht
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer