Full text: Minguijón Adrián, Salvador: ¬Los intelectuales ante la ciencia y la sociedad

prémo. No dudo de que llenará cumplidamente sû honrosa función¬ 
y que no será insensible a los atractivos de la lógica juridica y 
a las satifacciones que el cumplimiento del deber proporciona, 
aunque, a veces la necesidad de decidirse por una solución frente 
à otra le cause sufrimiento. Pero me atrevo a suponer, y que me 
perdone la conjetura, que si sus atribuciones estuvieran en armo¬ 
nia con sus deseos, mâs de una vez resolvera las cuestiones deba¬ 
tidas por modos que no están en la ley de Enjuiciamiento, pon¬ 
dria término al debate judicial dando a cada parte la mitad de la 
zona litigiada o haria encerrar juntos a los litigantes contrarios y 
los tendria a pan y agua hasta que se pusieran de acuerdo: 
EL JURISTA La asignatura de Historia del Derecho, extensa 
como el mar, le ofrecia un extenso campo de trabajo. Su obra de 
mayor volumen, de la que hasta ahora ha publicado doce, que no¬ 
sé por qué llama Quadernos, y una sintesis, en dos volûmenes, de la 
Biblioteca Labor, nació de un sentimiento bondadoso del autor. Que¬ 
ria reducir el nûmero de suspensos, dando a los alumnos un instru¬ 
mento fåcil para obtener la aprobación sin esfuerzo. Debia constar 
de cuatro pequenos fasciculos. Van publicados doce más extensos, y 
el autor no ha llegado a la mitad de su camino. Hasta entonces 
los manuales en uso dedicaban principalmente su atención a la 
historia externa, que por si sola no es de gran utilidad. Habia que 
dar preponderancia a la historia de las instituciones juridicas. Mas 
para ello era necesario aclarar el estudio de los derechos romano, 
germano, canónico y semita. Y estos Derechos no podiase compren¬ 
derse bien sin ponerlos en relación con el ambiente de cada época, 
con cl carâcter de los pueblos y la historia de las ideas y de las 
costumbres. Asi la Historia del Derecho tendia a convertirse en 
una Historia de la civilización. El ultimo cuaderno, de 240 páginas 
en cuarto, dedicado al estudio de los origenes del Cristianismo, no 
tiene ya nada de historia juridica. Desbordado el autor por1 
asunto, concebido de tan ambicioso modo, continuará probable¬ 
mente su obra teniendo que hacer, sobre todo de los primeros volû¬ 
menes, retoques y complementos; pero no sé si llegará a con¬ 
cluirla. 
Un hombre que fuera sólo jurista no hubiera podido escribirla. 
En sus páginas se advierte solera filosófica y elevada visión de 
los problemas de la ciencia politica y sociológica. Como queda 
dicho, comenzó a escribir la Historia del Derecho y está escribien¬ 
do una Historia de la Civilización. Para encajar las instituciones 
juridicas, las ultimas manifestaciones del Derecho Romano, Ger¬ 
mano, Canónico y Feudal, relacionados con el vigente derecho es¬ 
127 
Max-Planck-Institut für 
Ciencias Morales y Politicas 
uropäische Rechtsgeschicht
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer