Full text: Minguijón Adrián, Salvador: ¬Los intelectuales ante la ciencia y la sociedad

Fuero del Trabajo, la de que éste es un deber que obliga a los 
ricos como a los pobres. 
«Propugnamos—decia aquel dia—el deber moral del trabajo 
tal como lo hemos definido, aplicable a todos los hombres, sin dis¬ 
tinción de casta y fortuna, como un mandamiento de la ley di¬ 
vina, como un postulado de la ciencia social, como una necesi¬ 
dad económica y como una garantia del progreso y de la paz de 
los pueblos. Anadiremos que también esta tesis nos parece una 
exigencia del buen gusto, y no creemos que nadie tenga por sen¬ 
tencia elegante aquélla de que sólo los pobres están obligados a 
trabajar. Recordemos la frase lapidaria del gran Obispo de Vich: 
«El hombre que no trabaja casi no es persona.» 
Hacer oir su voz en este acto, como si de esa lápida muda sa¬ 
liera, me ha parecido el mejor recuerdo que podia dedicarle. Y 
pido al cielo que no sea ésta la ultima ocasión que se me pre¬ 
sente de descargarme de la abrumadora deuda de gratitud que 
con él tengo, y de rendir a la espléndida tarea de su apostolado 
social el tributo que merece y que de mi exige la justicia. 
Pero hoy mi deber es otro; debo presentar al nuevo académi¬ 
co, excelentisimo senor don Salvador Minguijón, Catedrático de 
la Universidad y Magistrado del Tribunal Supremo. 
A la Academia no tengo que presentarlo. Sabe ya lo que es, y 
por eso lo ha nombrado. Pero, jcómo ha llegado a ser lo que es? 
Hay en su espiritu facetas muy diversas. Cómo han ido apare¬ 
ciendo en él? jQué influencias intelectuales han dejado huellas 
en su entendimiento? jQué pensadores y qué libros han ido sus¬ 
citando unas veces su ingenua admiración, otras su emulación 
apasionada? Qué hechos o qué ideas han atraido su atención y 
han detenido sus pasos en la vida, encendiendo en él, a veces, cla¬ 
ror de ideal, suscitando otras en su espiritu tumulto de entusias¬ 
mos, pocas veces indignaciones vivas, muchas meditaciones si¬ 
lenciosas y ansias de superación? Minguijón ha sido un ambicio¬ 
so intelectual, ha sido periodista, polemista, pensador social, ju- 
rista, catedrático, juez, escritor. Cuál ha sido su actuación en todos 
esos caminos y cuál es su valor en el pensamiento espanol con¬ 
temporáneo? 
Quien respondiera a esas preguntas haria del nuevo acadé¬ 
mico la mejor presentación, porque nos ensenaria la zona más 
noble de su psicologia y nos permitiria asomarnos al fondo, siem¬ 
pre oscuro, de un alma, de la suya, viva, palpitante y de impro¬ 
viso desvelada a la avidez de nuestras miradas. Pero eso sólo él 
podrá hacerlo. Yo no tengo la pretensión de poder responderlas, 
pero voy a hacer un esfuerzo para acumular datos que sirvan un 
102 - 
Max-Planck-Institut für 
as Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer