Full text: Lequerica Erquiza, José Félix de: ¬La actividad economica de Vizcaya en la vida nacional

Elgoibar-San Sebastián. Todas las lineas que afectan a esta zona se 
fusionaron al cabo de un ano bajo la denominación de Compannia de 
los Ferrocarriles Vascongados. Aunque de interés local, tuvo impor- 
tancia la inauguración del tranvia de Algorta, movido por caballos, 
acontecimiento que animó el mes de septiembre de 1876, y por cier¬ 
to que, para desmentir la fama de «cortos en palabras, pero en obras 
largos», asignada a los vizcainos, se celebró un banquete en Zorro¬ 
zaurre, con 100 cubiertos y casi otros tantos brindis, al decir del cro- 
nista del Noticiero Bilbaino, quien asegura que el alcalde de Portu¬ 
galete brindó tres veces. 
Retrocediendo en la historia, debemos hacer honor al Ilamado 
«Plan de Iguala», patrocinado por don Pedro Novia de Salcedo 
en 1842, y que de haberse Ilevado a efecto nos habria dado la prio¬ 
ridad frente al primer ferrocarril de Espanna, el de Barcelona a Mata¬ 
ró, inaugurado en 1848. Y recordemos también la clarividencia de 
don Pablo Alzola, que a raiz del proyecto ferroviario Bilbao-Duran¬ 
go defendia el ancho unico con su caracteristica y legitima tenacidad 
que no impedia su absoluta clarividencia. Es bien sabida la aporta¬ 
ción de Vizcaya con sus talleres de elementos de tracción. 
** 
Mirada en conjunto toda esta prosperidad activa, su efecto ha sido 
la creación de fortunas personales. Como en todas partes en el mismo 
tiempo. Sin embargo, es insignificante el lugar que ocupa el nuevo 
dinero al servicio personal o familiar, comparado con los bienes que 
a su sombra florecen. Menguada factura la que se cobra en el mejor 
vivir de unos pocos autores del milagro contra el incremento de 
bienestar en millares de hogares dignos, en los tesoros culturales, 
en multiples instituciones de hermandad, con la proliferación del 
comercio y de la pequenna industria, en la contribución a las cargas 
publicas. Cierto reposo libre de cuidados no siempre y tal cual titu¬ 
lo nobiliario son lo menos que ha podido ofrecerse a los viejos capi¬ 
tanes de industria, harto mejor pagados con la satisfacción de la 
obra bien hecha. Por lo demás, ya es sabido que el mâs pequeno ri- 
gor cientifico despersonaliza estos fenómenos. Y luego queda la in- 
confesada satisfacción de saberse formando parte de un orden eco- 
nómico en que ha de basarse el orden social, la conciencia de estar 
inmerso en una organización, en una empresa comùn que reclama 
servicio activo. 
Bilbao es un pueblo burgués pero no clasista, agregado, con es- 
Max-Planck-Institut für 
is Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer