Full text: Lequerica Erquiza, José Félix de: ¬La actividad economica de Vizcaya en la vida nacional

Me ha tocado muchas veces formular puntos de vista favorables 
a la protección industrial, ya os lo decia. No lo lamento. Sigo pen¬ 
sando lo mismo, pero debo al beneficio inestimable de un largo vivir 
haber Ilegado, creo yo, sin cambios esenciales, a alguna mayor sere¬ 
nidad en la apreciación de este en otros tiempos agudo problema, 
hoy diluido, como tantos otros, en un comùn interés por el auténtico 
progreso nacional. 
El debate protección-librecambio, en su forma mas candente, pue¬ 
de decirse que se inicia poco antes de 1820 y termina poco después 
de 1920. Duró, pues, algo más de un siglo. Es claro que esta cuestión 
se debatió antes de la primera de aquellas fechas y continuò debatién- 
dose después de la segunda. Pero fué entre las dos cuando la polémi- 
ca revistió mayor interés y más ardiente entusiasmo. 
Tradicionalmente, la politica espannola de comercio exterior habia 
sido radicalmente proteccionista. Durante los siglos XVI, XVII y casi 
todo el XVIII, prâcticamente, todos los tratadistas habian afirmado la 
conveniencia de proteger las industrias nacionales contra la competen¬ 
cia extranjera, y todos los gobernantes habian seguido fielmente su 
opinión. La forma que con más frecuencia tomaba esta protección 
era la prohibición pura y simple de importar mercancias extranjeras 
que competian con las nacionales, pero en algunos casos se utiliza¬ 
ban también los elevados derechos de Aduana. 
A fines del siglo XVIII se dejó sentir en Espanna la influencia pri¬ 
mero de los fisiócratas, y después, y sobre todo, de Adam Smith, par- 
tidarios unos y otro de la libertad del comercio internacional. 
realidad esta influencia no Ilegó hasta muy a fines del siglo: los 
fisiócratas no fueron muy leidos en Espana, y la traducción que José 
Alonso Ortiz hizo de La riqueza de las naciones no se publicó has¬ 
ta 1794. Asi vemos, por ejemplo, que el pensamiento económico de 
Jovellanos, liberal casi siempre, es, en lo referente al comercio exte- 
rior, poco menos que mercantilista. En el siglo XIX, y sobre todo 
a medida que éste avanza, la influencia de Adam Smith se intensifica 
y el nûmero de partidarios del librecambio aumenta. Entre los prime¬ 
ros y más ilustres hemos de citar a Alvaro Flórez Estrada y a Manuel 
Col meiro. 
Pero pronto surgieron defensores del proteccionismo. No se pu- 
sieron éstos frente a Adam Smith: el prestigio de éste era tan grande 
en aquellos annos que atacarle resultaba dificil. La libertad económi¬ 
ca, en general, la conveniencia de suprimir regulaciones anticuadas que 
ponian obstâculos a la actividad económica, eran aceptadas por casi 
todos. Pero al mismo tiempo, especialmente en Cataluna, donde se 
iba concentrando la industria espanola, sobre todo la textil, existia 
Max-Planck-Institut für 
2s y Politicas 
SMo 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer