Full text: Tornos Laffitte, Cirilo: ¬El bien comun y nuestro derecho privado

y por sus servicios le fué desde Roma conferida una alta con¬ 
decoración pontificia. 
En su conciencia ejemplar se han dado cita la Moral y el 
Derecho. Por eso está singularmente capacitado para tratar el 
complejo tema que eligió, cuyo enjundioso desarrollo acaba¬ 
mos de escuchar. 
«El bien comûn y nuestro Derecho privado» ha tenido hoy 
en el nuevo Académico un definidor dificilmente superable. La 
doctrina que ha expuesto no se detiene en una superficial con¬ 
templación del problema, ni se limita a ofrecer el molde vacio 
de una técnica juridica meramente formalista. Penetra, por el 
contrario, en el fondo de cada una de las cuestiones que exa¬ 
mina con un espiritu a la vez recto y ponderado, en el que. 
equilibradamente, se combinan la justicia y la prudencia. 
El pensamiento del senor Tornos, asi al formular los prin- 
cipios como al descender a las aplicaciones concretas, caminó 
con paso seguro, a lo largo de su instructiva disertación, sin 
incurrir ninguna vez en desfallecimientos ni en excesos. Pesa 
el valor de todos los factores y aquilata la equidad de cada 
postulado que enuncia y de cada solución que propone. 
El bien comûn, cuando realmente merece ese nombre, cuan¬ 
do no es el de una clase, partido o grupo dominante, sino el 
bien superior de la comunidad, impone limites morales, racio¬ 
nales y juridicos a los derechos individuales. Tiene sobre ellos 
primacia, mas no puede tampoco desconocerlos, porque la so¬ 
ciedad cuyo bien postula es, en definitiva, un medio para me¬ 
jor lograr, en lo terreno, el bien particular de todos y cada 
uno de sus miembros. Por ello repudiamos, como contrario a 
los más elementales principios morales y juridicos y a la pro¬ 
pia naturaleza humana, el sistema soviético, dentro del cual el 
hombre es simple medio al servicio de los fines del Estado. 
Tampoco es, mirando al otro extremo, admisible el indi¬ 
vidualismo inorgánico y disolvente del contrato social de Rous¬ 
seau. La sociedad no es una mera yuxtaposición de individuos 
sin otro ligamento que su voluntad expresa o presunta. Es 
una realidad orgánica, natural y trascendente, en la que el 
todo no destruye a las partes, ni las partes suprimen al todo. 
Los principios enunciados por el senor Tornos trazan con 
79 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morale 
y Politica 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer