Full text: García Valdecasas García Valdecasas, Alfonso: ¬Las creencias sociales y el derecho

ahondaba sus raices, a través de los tiempos medios, en el suelo fe¬ 
cundo del Derecho romano. Pese a quien le dió su nombre, el Codigo 
de Napoleón resultó ser un monumento a la tradición juridica. 
La Revolución pretende emanciparse de la Historia o poner fin a 
ella: 
es la lucha final". Pero, naturalmente, la Historia sigue y las 
creencias revolucionarias no se libran de la ley general por que se 
rige la tradición de creencias. 
Las creencias sociales se transmiten en el tiempo histórico de ge¬ 
neración en generación, y también se transmiten en el espacio social 
de capas en capas sociales. Resulta asi que las creencias perviven en 
zonas sociales alejadas de aquella en que nacieron y en la que ya 
están muertas. Sobreviven remotamente a la situación que les dió ori¬ 
gen, como esas estrellas que vemos brillar y que acaso se apagaron 
hace miles y miles de anos. 
Hay una especie de tradición revolucionaria, como también hay 
verdaderas costumbres y hábitos revolucionarios. Existe un tradicio¬ 
nalismo del liberalismo democrâtico, como existe una ortodoxia del 
marxismo revolucionario. Las ondas del impulso revolucionario siguen 
operando lejanas en el tiempo y el espacio cuando ya no tiene vigen¬ 
cia el móvil que las provocó. Y asi, cuanto más continuadoras del 
espiritu revolucionario, cuanto más "ortodoxas" y más fieles al mis¬ 
mo, tanto más lejos están de la significación originaria de la revolu¬ 
cion, pues ésta consiste siempre en alzar nuevas creencias frente a 
las recibidas. 
La propagación de las creencias revolucionarias en el espacio so¬ 
cial depara a veces curiosas sorpresas. El eco de la doctrina revolu¬ 
cionaria puede resonar —sin saberse tal eco— en los rincones más 
apartados ideológicamente de ella. La lentitud de transmisión de la 
onda social de unos medios sociales a otros hace doblemente anacró¬ 
nica y trasnochada esa resonancia. En cierta medida, el fenómeno es 
inevitable: el contagio de modos verbales, de tópicos, de tendencias y 
valoraciones no solamente nos viene de aquello que defendemos; tam¬ 
bién nos viene de aquello que combatimos. Pero, además, lo nuevo 
deja de serlo a la siguiente generación. Lo revolucionario, que ya no 
es nuevo, se insinua mas fácilmente en medios antes reacios. Si tu¬ 
viéramos tiempo, podriamos hacer el análisis del fenómeno sobre ejem¬ 
plos historicos muy aleccionadores. 
26 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer