Full text: Zumalacárregui Prat, José M.a: ¬La ley estadistica en economia

bados como reales que no pueden explicarse en el espacio y en 
el tiempo de Euclides y de la Fisica clásica. Es decir, que en el 
momento actual las leyes de la Fisica son relativas y son esta¬ 
disticas. 
Y las leyes económicas? 
Plantearse el problema del carácter de las leyes económicas 
supone que previamente se acepta su existencia. En Fisica no 
se le ocurriria a nadie que tal problema fuese posible. En Eco¬ 
nomia lo impone el hecho de que haya economistas que no sólo 
lo hayan planteado, sino que lo hayan resuelto en sentido nega¬ 
tivo, bien afirmando que esas leyes no pueden existir, bien iden¬ 
tificándolas sustancialmente con las leyes del desarrollo históri¬ 
co, que, existan o no, serian, en todo caso, leyes históricas, y por 
tanto, identificarian a su vez esencialmente la Economia cor 
la Historia, o, lo que es lo mismo, negarian a aquélla el carâc¬ 
ter de ciencia independiente y sustantiva. 
El argumento de autoridad es muy peligroso y debe emplear 
se con mucha cautela. Por eso no quiero alegar aqui que una 
mayoria abrumadora de economistas, y entre ellos los de ma¬ 
yor peso, influencia y prestigio, admiten la existencia de leyes 
económicas con unos u otros caractères, puésto que alguno de 
ellos la ha negado: al fin y al cabo, pueden estar equivocados 
los más y haber acertado los menos, y aun la unanimidad seria 
presunción muy fuerte, pero no prueba rigurosa. Más valor tie¬ 
ne indiscutiblemente la proposición de que si no existen leyes 
económicas, no hay ciencia de la Economia; pero tampoco esto 
constituye una demostración que satisfaga las exigencias lógi 
cas. En primer lugar, se la podria discutir dentro de determi 
nados criterios lógicos y metafisicos, y esto obligaria a ir re 
montando el problema hasta los fundamentos mismos de la Fi¬ 
losofia, es decir, a hacerlo insoluble en este lugar; y en ültimo 
extremo, si se admitia como cierta la proposición, pero se nega¬ 
ba la existencia de las leyes económicas, la consecuencia seria 
negar a la Economia el carácter de ciencia propia y sustantiva, 
lo que, después de todo, tampoco seria una novedad. 
Quiere esto decir que, a mi juicio, la cuestión está mal plan¬ 
teada en estos términos y que deberia enfocarse partiendo sin 
discusión y como de un postulado, cuya certeza se comprobará 
a posteriori, del hecho de que existe un grupo de instituciones 
que presentan caracteres genéricos comunes, a todas las cuales, 
98 
Max-Planck-Institut für 
Real/ 
ias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer