Full text: Zumalacárregui Prat, José M.a: ¬La ley estadistica en economia

competencia. Y, sin embargo, por triunfante y arrollador que el 
liberalismo estuviere, nadie podia afirmar que fuese el unico 
supuesto institucional posible. En la misma época de auge del 
liberalismo existian monopolios contrarios al supuesto de la li¬ 
bre competencia. Por eso en Cournot vemos ya desarrollos teò¬ 
ricos en torno del precio de monopolio, que no tienen nada que 
ver con aquélla. La transformación ulterior del régimen de li¬ 
bre competencia, que de hecho se ha producido, ha obligado a 
los teóricos a discurrir sobre supuestos institucionales diferen 
tes de los de Smith y Walras. En la mente de todos están los 
trabajos de Robinson sobre la economia de la competencia im¬ 
perfecta (15). Von Wieser utilizó ya, en alguna de sus disqui¬ 
siciones teóricas, supuestos institucionales comunistas. A la ma¬ 
no se viene el conocido tratado de Cassel, donde se examina la 
formación de precios, intereses y salarios, bajo supuestos insti¬ 
tucionales socialistas. Lindahl, al terminar su mencionada in¬ 
troducción al estudio de la teoria dinámica, dice: «Como un 
resultado de esta investigación, aparece que nuestro método de 
análisis del proceso dinámico puede ser particularmente apro¬ 
piado para el estudio de economias socialistas.» De este modo, 
el ordenamiento formal de la teoria económica parece evolucio¬ 
nar hacia un complejo expositivo, en el que, sucesiva y gra¬ 
dualmente, se desarrolle la teoria, pasando desde los supuestos 
institucionales de la libre competencia, por las formas interme¬ 
dias de competencia imperfecta, hasta llegar a un régimen de 
autoritarismo absoluto en el que la teoria propende a reducir su 
especificidad al minimo concebible. Continuando, en todo caso. 
el recinto teórico bajo el principio de neutralidad institucional. 
Sabida es la importancia que en el mismo Aristóteles tiene la 
experiencia como punto de partida para nuestro conocimiento. 
Nadie podrá negar esto ni de la obra de Smith ni de la mis¬ 
ma obra de Walras, por ejemplo. La caracterización metodoló¬ 
gica de las diversas escuelas no puede hacerse, por tanto, en 
torno al origen de las premisas que les sirven como de punto 
de partida, sino en torno al volumen relativo de conocimientos 
fundados por deducción, respecto de los formados por induc 
ción. En Smith, a mi parecer, prima el volumen inductivo; no 
asi en los teóricos de Viena y Lausana. En la orientación dinᬠ
(15) The Economics of imperject Competition. Londres, 1933. 
200 
Max-Planck-Institut für 
Real Ac 
prales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer