Full text: Bilbao Eguía, Esteban de: De la persona individual como sujeto primario en el derecho público

Nuestras celites», constituidas por los «caballeros cristianos», 
de los que hablara como de un viviente simbolo Garcia Morente, 
necesitaron para rendir el fruto eficaz y debido en nuestra His¬ 
toria, el aliento de una aportacion perenne y renovadora que 
pudo, en realidad, surgir de las clases bajas y de las clases me¬ 
dias, pero que surgió, principalmente, de las clases altas. 
La afirmación vertida en su famoso Discurso sobre la forma 
de reducir la disciplina militar a mejor y antiguo estado por 
D. Sancho de Londonno, segun el cual la nobleza espannola jamas 
concedió a las empresas militares la debida atención, aparece des 
mentida primero con la afirmación del propio Londonno de que 
centre la infanteria anda siempre mucha gente noble y principal», 
y, segundo, con el solo recuerdo del numero de oficiales entre¬ 
tenidos o reformados aprisionados y Ilevados en Francia a cam¬ 
pos de concentracion después de la derrota de Rocroy: excedió 
ese nûmero de los seiscientos. Aquellos hombres que como el 
Conde de Villalba o el Duque de Alburquerque, tuvieron puesto 
en la batalla por voluntaria decisión, algunos después de ser ex 
pulsados de Madrid y de sus cercanias por su vida airada, fueron, 
al combatir valerosamente en Rocroy, la mejor representación 
simbolica del caballero cristiano... 
Con razón afirma el Sr. Bilbao que los espannoles fuimos 
siempre pregoneros de la dignidad humana «mas no para disfra¬ 
zarla con los lujosos arreos de una retorica democratica», sino 
para convertir al hombre en sennor de su albedrio e imagen y 
semejanza de la Divinidad. 
Militamos ahora —concluye nuestro esclarecido companero¬ 
lo mismo que en pasados siglos lo hicimos, en pro de los valores 
del espiritu. Pensamos que la autoridad debe ser verdadera y 
efectiva, como la «plenitudo potestatis» susceptible de dos dife¬ 
rentes géneros de autolimitación: la de orden moral y religioso 
y la juridica de los órganos que ejercen el poder. 
Representamos, pues, una reacción en sentido espiritualista. 
Vale la pena de que en lo intimo de nuestra conciencia nos pre- 
guntemos: dispondremos de las fuerzas necesarias para hacerla 
triunfar? A mi juicio, si; con una sola e ineludible condicion: 
que del mismo modo que en el pasado marchemos unidos a la 
conquista de ese magnifico ideal. 
Max-Planck-Institut für 
orales y Politicas 
europäische Re 
eschicht
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer