Full text: Jorro Miranda, José: Orientaciones pedagógicas

con rapidez, expresiva de un sentido nacionalmente cons¬ 
tructivo que debe transcender a todas las actividades como 
obligada condición de conducta. 
Kerschensteiner, en su libro El alma del educador y la 
formación del maestro, ha dicho: "Si llega a perderse el 
sentimiento nacional por parte del magisterio de un pueblo, 
si no estä guiada la instrucción por dicho sentimiento puede 
también considerarse perdido para la nación." 
La educación patriótica en la escuela elemental supone, 
mediante graduales incrementos en los sucesivos anos, el 
conocimiento de nuestra geografia y de nuestra historia, 
todo con el adecuado carâcter elemental; el conocimiento 
de lo que es la Patria, el Estado y la Sociedad; la forma¬ 
ción de la conciencia de los deberes de solidaridad y de 
disciplina, respectivamente, entre los individuos y en cuan¬ 
to al Estado; procurándose sistemäticamente las pråcticas 
adecuadas que deben contener, de manera muy principal, 
la conmemoración, en la escuela, de los grandes aconteci¬ 
mientos nacionales, el culto de nuestras grandes figuras, me¬ 
diante explicaciones del maestro, cantos, homenajes a la 
bandera y demås aspectos análogos. Debe existir el calen¬ 
dario patriótico de la escuela, que implique cada dia un 
cuarto de hora dedicado en la clase a la exaltación del he¬ 
cho o del héroe objeto de la efemérides correspondiente. 
La aplicación de esta delicada y trascendental materia 
no puede quedar tampoco a merced del diverso arbitrio de 
los maestros, sino que requiere una dirección unica a cargo 
del órgano central del Ministerio. No puede ser, sin em¬ 
bargo, uniforme el criterio inspirador de la acción del Es¬ 
tado, sino que debe, por el contrario, aplicarse diferente- 
mente la medida segun la mayor categoria cultural, segun 
el mayor contenido cientifico de las ensennanzas de que se 
trate. A más depurada competencia del Profesorado ha de 
corresponder menor necesidad de intervención normativa. 
Media un abismo del sentido de estas orientaciones a 
la idea absurda de que se entrometa el Estado a definir, 
dogmaticamente, una verdad oficial que elimine, en el orden 
puro de las ideas y en la prâctica de los estudios, toda doc¬ 
trina excluida de la ortodoxia gubernamental. La gran tra- 
Max-Planck-Institut für 
cias Morales y Politice 
e Rechtsgeschichte 
europäis
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer