Full text: Jorro Miranda, José: Orientaciones pedagógicas

para levantar a uno de la cama echó ciento en la sepultura. 
Todos se van haciendo hasta llegar a la perfeccioón. 
En nuestros dias un escritor conocido, el Padre Gilson, 
en su libro Por un orden católico, se produce en términos 
que, desde luego, no suscribo en absoluto, pero que es 
oportuno recordar si se trata de discurrir objetivamente 
respecto de esta cuestión. "A los jóvenes, dice, les hace 
falta un programa de acuerdo con sus tendencias, algo que 
satisfaga sus necesidades; bien lo conozco. Los jôvenes son 
encantadores, son simpáticos, tienen todas las cualidades y 
todos los derechos que querais; pero permitidme decir que 
de todos los idolos cuyo culto nos envenena, de todas las 
modas que siguen con ardor aquellos que quieren estar al 
dia, el culto de la juventud es inconveniente y perjudicial. 
Es un punto éste sobre el cual es necesario explicarse. No 
careceria de interés buscar por consecuencia de qué primiti- 
vismo se ha llegado a esta curiosa ilusión que nos hace 
esperar de los menores de veinte annos la consigna de nues¬ 
tra vida. La abdicación total de los adultos ante el mu¬ 
chacho es uno de los fenômenos más extranos de que sea 
testimonio nuestro tiempo, y jamas se dirâ bastante el mal 
que ha hecho a los jóvenes, mas aun que a los adultos. Le 
debemos generaciones de agriados, de viejos que no habian 
sido jamás jóvenes y, por consiguiente, no sabian ni aun 
envejecer. : Qué es un joven? Es alguien que sabe su oficio 
de joven; es decir, que se prepara para ser adulto. Treinta 
annos de vida escondida y tres annos de vida publica es bue¬ 
na fórmula para salvar al mundo. Hoy no se quieren vi- 
das ocultas; por ello es por lo que tantas vidas publicas 
no son más que lamentables fracasos. Un fruto que madu- 
ra en primavera se pudre en verano; no se le encontrara 
en la recolección del otonno. Pedir que un muchacho de 
veinte annos piense como si tuviera cuarenta es pedirle que 
renuncie a sus veinte annos y condenarle a no tener cuaren- 
ta jamás. El fracaso a que se le reduce no es más que el de 
una absurda apuesta. Serâ siempre para él el fracaso de toda 
su vida; se condenará como estéril por no haber esperado 
el tiempo de dar su fruto.' 
Constituyen estos pareceres la expresión de un juicio 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer