Full text: Ventosa Calvell, Juan: ¬La permanencia de las leyes económicas

fueran tratadas de este modo, el régimen seria el comunis¬ 
mo integral. 
Dentro del ambito de las necesidades individuales, es 
decir, de la economia privada, no caben mâs que tres siste¬ 
mas de distribución: el de la violencia, en el que el más fuer¬ 
te o el mas diligente se apodera de los bienes que apetece; 
el de la distribución o regulación por el Estado, sistema de 
racionamiento, y el mecanismo de los precios. 
Antes de entrar a examinar el mecanismo de los precios 
como regulador de la vida económica, he de hacer dos salve¬ 
dades. La primera es que no puede hablarse en términos ab¬ 
solutos ni de aplicación pura e incontrolada de la ley de la 
oferta y la demanda, ni cabe oponerle el principio de una in¬ 
tervención integral del Estado, que no puede concebirse mâs 
que en un régimen comunista absoluto. Los enemigos mâs 
acérrimos de la intervención del Estado reconocen que hay 
ciertos bienes y servicios, que su propia naturaleza sustrae 
a la libre concurrencia, en los que es indispensable la fija¬ 
ción de tarifas y la reglamentación por el poder publico. Los 
propios colectivistas, en la aplicación prâctica de sus doctri¬ 
nas, exceptuan de la reglamentación estatal ciertas esferas 
de actividad, en las que admiten que la retribución corres¬ 
ponda a un esfuerzo libremente prestado y sea proporcional 
al rendimiento conseguido. 
La segunda observación es que mis palabras no se refie¬ 
ren a un estado excepcional de guerra, en el que los pueblos 
estän obligados, para asegurar la victoria, a establecer prin¬ 
cipios y normas excepcionales, del mismo modo que en la 
vida fisica, una enfermedad exige un régimen especial que 
no puede ser considerado como normal y permanente, o la 
preparación de una competición deportiva obliga a someter¬ 
se a un entrenamiento que no es posible aplicar de modo ge¬ 
neral a todos los hombres y en las circunstancias corrientes 
de la vida. 
Hechas estas salvedades, he de sentar la afirmación de 
que la formación de precios es el regulador de nuestro siste¬ 
ma económico y que toda perturbación sistematica que en él 
se introduzca obligará fatalmente a rehacerlo en su inte¬ 
gridad. 
Max-Planck-Institut für 
rales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer