Full text: Conde, Francisco Javier: ¬El hombre, animal politico

te, porque aunque lo fuese por pura coacción fisica, siempre puedo 
optar internamente, puedo estar o no conforme, puedo revolverme con¬ 
tra el poder, aunque me aplaste. Ahora bien, si la fuerza del poder 
politico no es inexorablemente arrastrante, si es, en cambio, domi¬ 
nante. El poder politico "domina" es "dominación". Es dominante 
un poder que puede forzar a estar externamente en un orden deter- 
minado con independencia de la opción interna a favor o en contra 
del poder. En una sociedad concreta puede ocurrir y ocurre con 
frecuencia que no todos los hombres que la componen den poder 
a la misma idea de perfección del orden. En esa sociedad puede 
haber entonces una pluralidad de ideas del orden politico con poder 
diferente. Puede incluso ocurrir que no haya ninguna efectivamente 
dominante. Seria el caso del pluralismo radical. En tal supuesto 
lo que ocurre es que no se forma "cuerpo politico", no hay forma 
de corporeidad, porque no hay “incorporación", no se da poder "do 
minante" para que una idea concreta de perfección del orden se rea- 
lice efectivamente. Hay, si se quiere, una pluralidad de posibilidades 
de cuerpos politicos, pero no un solo cuerpo formado por la incor 
poración en el mismo hacer politico. En cuanto una de las ideas 
de perfección sea "dominante" —por imposición sobre otras, por 
exclusión, por composición, por comunión, etc.— el poder incorpo¬ 
rado a esa idea es "dominante", fuerza a todos a estar en orden de 
una manera determinada. El ser "dominante" define para todos los 
que "forman" cuerpo, cualquiera que sea su opción interna, el sis 
tema de posibilidades de estar en orden. En eso consiste ser "domi- 
nante". Un poder "dominante" no es inexorablemente arrastrante, 
pero es "irresistible" de facto. La irresistibilidad es un concepto re 
lativo, de proporción. Si puede ser resistido victoriosamente, de fac¬ 
to, no es "dominante". Por eso, a la vez que un comparativo es un 
superlativo. 
La consecuencia es obvia. Si no hay un poder dominante no se 
forma cuerpo politico. Por eso es principio radical de estructuración 
Solo se forma cuerpo politico cuando emerge un poder realizador 
de una idea de perfección del orden efectivamente "dominante" 
por tanto, irresistible para otros poderes concurrentes o ideas de 
perfección con poder concurrente. 
«Por qué y cómo se constituye en una sociedad concreta un po- 
der dominante? Nos es conocida la respuesta de Locke, que podemos 
Max-Planck-Institut für 
Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer