Full text: Conde, Francisco Javier: ¬El hombre, animal politico

bién, la doctrina del "Poder constituyente" en que el poder aparece 
como la potencia inexhaustible de una realidad sustancial y perenne: 
la Nación, doctrina claramente expuesta por Sieyès. 
La segunda aberración, consistente en resolver la realidad del po¬ 
der en un sistema de relaciones, a la que da el nombre de dirección 
"concurrencial", se ejemplifica en la obra de Locke, que conduce in¬ 
evitablemente al primado de la mayoria, pues el poder no se transmite 
sino que se confia o deposita y por lo tanto puede revocarse. 
Nuestro autor niega ambas afirmaciones: el poder humano ni es 
una realidad sustantiva ni consiste en un sistema de relaciones. Qué 
es, pues, para él? Con reiteración seguramente motivada por la no 
vedad de la noción, afirma Conde que el poder emerge de la convi¬ 
vencia; que es, no causa, sino principio de estructuración; que el po 
der social, definido como el sistema de posibilidades sociales de una 
sociedad concreta, comprende entre ellas la posibilidad de un orden 
politico, por lo que el poder es disponible y puede ser manejado, apli¬ 
cado a fines concretos, a la realización de proyectos de convivencia, 
en suma, a la organización. 
Al desenvolver su teoria, habeis oido cómo van siendo examina 
das y rechazadas una serie de ideas y doctrinas recibidas comunmen¬ 
te durante siglos. El poder social emerge de la convivencia, pero no 
es la causa de esa convivencia ni de la sociedad resultante. De ahi que 
también haya de rechazarse la idea de soberania en su noción habi¬ 
tual de poder absoluto y perpetuo que es la causa formal del Estado, 
cuya materia son los hombres. El poder social no es la causa de la 
sociedad ni efecto suyo. Y también son examinadas a esta nueva luz 
la teoria de la razón de Estado, base del absolutismo; la de la razón 
concurrente, base del constitucionalismo; y la de la comunión de las 
razones y voluntades individuales. La teoria de la división de poderes 
es objeto de un ingenioso paralelo entre el modo de proceder de la 
razón individual y la articulación ideada para la razón publica bajo 
la idea de concurrencia, con las tres facultades de juzgar, de querer 
y de ejecutar lo que se quiere. 
En estas páginas encontramos observaciones muy profundas, como 
la suscitada por el carácter de poder irresistible atribuido a la sobe¬ 
rania, en contra de toda la actitud de los clásicos y de los autores me- 
dievales que justificaron la resistencia contra el tirano. "Se confiere 
—observa Conde— al poder politico una nota privativa y de Dios: la 
Max-Planck-Institut für 
Real Aca 
cias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer