Full text: Viñas Mey, Carmelo: ¬El pensamiento filosofico aleman y los origenes de la sociologia

Carmelo Vinas y Mey 
Si el hombre y la humanidad se definen por la historia y se inter¬ 
pretan en función de su devenir, esto impondrâ su norma directriz a 
la investigación. El principio hegeliano de que todo conocimiento es 
mediato porque surge de la investigación o la reflexión sobre su deve 
nir, y el análogo postulado comtiano de que todo hecho, fenómeno o 
relación sólo se explica por su historia mediante una demostración de 
su destino y derivación temporales, de su significado y su función, asi 
como de su razón relativa en el total curso de la historia (31), son expo¬ 
nentes del criterio general de la época. Para conocer y comprender el 
presente y cómo se ha producido bastaba saber lo que le ha precedido 
en el tiempo. 
Se creyó que al desplegar un curso de desarrollo a través de los si- 
glos se habian explicado las causas del desarrollo y su utilidad actual. 
En la noción general de civilización o de proceso histórico está inserta 
la del ideal creador que le da vida y simboliza. Se necesitaba goethiana 
mente (31 bis) para cada idea un hecho que la representase, convertir 
toda realidad en ideal, moviéndose invariablemente los distintos sistemas 
en la vivencia de un «idealismo terreno». Cada nación, religión, institu 
ción o grupo eran esencialmente encarnación de algûn ideal que se 
desenvolvia de acuerdo con sus propias leyes en el tiempo. La tarea 
del sabio consistia, pues, en estudiar el pasado para descubrir las leyes 
del desarrollo y hacer su parte en el desenvolvimiento ulterior (32) 
De ahi que para comprenderlo hubiera que examinar su crecimiento 
gradual desde sus origenes hasta su forma actual. 
Era un principio que se imponia como un postulado indeclinable 
Y es que, como subraya, en plan de caracterización general, Wiese (33), 
en esta época de prehistoria de la sociologia sus concepciones todas se 
sustentaban en la idea de una evolución inmanente del pensamiento y 
de la historia, evolución albergada en las fuerzas creadoras del espiritu. 
Y de aqui el sentido de optimismo y seguridad subyacente en la 
doctrina. 
Comte expresarâ el comùn sentir afirmando que todo hecho o fenò¬ 
meno social consiste en su desenvolvimiento: «El fenómeno social con 
siderado en su totalidad no es en el fondo más que simple desarrollo de 
la humanidad.» 
de la idea de libertad que se identifica con la voluntad de Dios, dice que 
como sacerdote de lo Absoluto, condenado por Dios a ser filósofo, conocia 
esta voluntad y el designio final de la historia. 
(31) LöWITT, ob. cit., p. 100. 
(31 bis) MENÉNDEZ PELAYO: Hist. de las ideas estéticas, t. IV de Obras 
completas, Madrid, 1950, p. 86. 
(32) FREYER, p. 451; RANDALL, p. 510; BERTHELOT: Science et Philo¬ 
sophie chez Goethe, Paris, 1932, p. 137. 
(33) Bosquejo de una historia de la sociologia en el siglo XIX, «Re¬ 
vista Internacional de Sociologia», 1956, p. 9, más in extenso en Sociolo¬ 
gie, Geschichte und Hautprobleme, Berlin, 1950. 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
chtsgeschichte 
europäische Re
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer