Full text: Viñas Mey, Carmelo: ¬El pensamiento filosofico aleman y los origenes de la sociologia

El pensamiento filosófico alemán y los origenes de la Sociologia 
175 
y, aun sin compartir sus fundamentos, contribuyendo a la obra de revin 
dicaciòn, parcial por lo menos, que ellos reclaman y merecen en justicia 
Muchos son en verdad los que hablan de Kant y pocos los que le 
han leido y menos todavia quienes le entendieron, porque para ello se 
necesita, segun piensa Balmes, mucha paciencia, mucha laboriosidad y 
mucho amor a lo nebuloso, pero aunque no abunden los capacitados 
para conjugar el yo kantiano, obligado es confesar que el yo filosófico 
no fué invención de Kant, sino que siempre constituyó, aunque no siem- 
pre sacado de quicio, la base de la personalidad humana (yo, tû y él), 
segün justamente lo demuestra Minguijón al estudiar los Aspectos So¬ 
ciales de la Personalidad. Cree Menéndez Pelayo que Kant no robó ni 
se apropió las ideas de sus predecesores, sino que sólo coincidió con 
ellos en una general tendencia filosófica; y rotundamente nos dijo don 
Marcelino que, en el mundo moderno, toda filosofia, sin excepción, 
procede de Kant, incluso la que le niega y contradice su influencia, de 
la cual nadie se sustrae, porque tanto el materialismo como el espiritua 
lismo encuentran sus armas en la Critica de la Razón Pura, mirada des 
de puntos de vista relativos y parciales. Pues a esta innegable verdad, 
plenamente demostrada por la historia de la filosofia, he de annadir, 
consecuente con la trayectoria de mi peroración, que, aparte de que en 
la Critica de la Razón Prâctica volvió a levantar Kant lo que en la Criti 
ca de la Razón Pura habia dejado vacilante e indefenso (Menéndez 
Pelayo), no conocerá a Emmanuel Kant ni podrá, consecuentemente, juz 
garle con acierto quien desconozca que, además de esas dos nebulosas 
Criticas de una y otra Razón, tan barajadas y pomo de su filosofia, es 
cribió también el filósofo de Koenigsberg sobre temas mucho más hu¬ 
manos, amenos y asequibles al comùn intelecto, en obras que, muy di¬ 
fundidas en Alemania y traducidas a unas y otras lenguas, constan en 
casi todas las bibliotecas espannolas, empezando por la que yo custodio 
en esta Casa. Además de un tratado de Lógica y de otro sobre la Reli- 
gión en los limites de la Razón, nos sorprende una amable Critica del 
juicio, con observaciones sobre lo bello y lo sublime; y a cualquier pen¬ 
sador, sea cual fuere su ideologia, han de sugestionar los elementos 
metafisicos que en tantos otros estudios nos dejó Kant acerca del De¬ 
recho, con un ensayo sobre la paz perpetua; de la Virtud, con un ver 
dadero tratado de Pedagogia; de las Costumbres y de la Moral derivada 
del imperativo categórico de la razón. Bien dijo el egregio historiador 
de las ideas estéticas en Espanna, que en el fondo hay singulares puntos 
de contacto entre Kant y Schiller, verdadero poeta de la Critica de la 
Razón Pura. 
Es Juan Godofredo Herder otro de los filósofos alemanes es 
tudiados por Vinas, y son muy atinadas las observaciones que hace sobre 
su modo de entender el avance de la educación y su fe ingenua y opti 
mista en la evolución perfeccionadora de la humanidad, semejante a la 
escala de Jacob, por la que ha de ascender el hombre a las cumbres 
Max-Planck-Institut für 
Real Aca 
ias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer