Full text: Viñas Mey, Carmelo: ¬El pensamiento filosofico aleman y los origenes de la sociologia

El pensamiento filosôfico aleman y los origenes de la Sociologia 
secularizada y con muy marcado mimetismo, la versión a términos profa¬ 
nos, a terminos de historia antropológica. Era «realizar el reino de Dios 
en terminos de historia del mundo» (27). El Espiritu Absoluto se subro¬ 
ga en el concepto y el papel de la Divinidad; el desenvolvimiento en la 
función rectora y realizadora de la Providencia. En esta forma, la histo¬ 
ria tenia que aparecer investida del más elevado sentido trascendente, 
como fe mâs que como historia, como la suma potencia creadora 
sagrada, en la medida en que era la revelación progresiva de Dios, al 
decir de Schelling; la justificación de Dios, la corte suprema de justicia 
(Die Weltgeschichte ist das Weltgericht), segün Hegel. La historia 
era una ciencia sagrada por naturaleza y misión, afirmarâ Comte (28) 
El sentido trascendente del acontecer humano hubo de informar su 
consideración cientifica, su tratamiento teorético, la reflexión humana 
acerca de él, y situarse incluso más allá de ésta. «El sentido de la histo¬ 
ria y del desenvolvimiento, que transforma todos los problemas filosó¬ 
ficos, estâ unido a la creencia en un «móvil» misterioso de la historia, 
que trasciende a la reflexión humana» (29). De ahi las leyes sociológi¬ 
cas, el sentido mesiánico y la sacralización de la historia a priori, la so 
ciologia, su carâcter de ciencia suprema de la trascendencia humana, de 
ciencia de la «buena nueva», de caja de Pandora para la reconstrucción 
de la humanidad, Ilamada a desvelar el secreto de ella y descubrirle la 
ley de sus destinos. 
La actitud de mesias, de reformadores y profetas en que se mues 
tran Saint Simon, Comte, Hegel y más o menos la inmensa mayoria de 
los pensadores de la época, Novalis, Fourier, Owen, Leroux, Collins, La 
Sagra, Pecqueur, Donoso Cortés, Lammennais, Feurbach, etc., no puede 
atribuirse exclusivamente, como viene haciéndose con demasiada elemen 
talidad, a causas temperamentales, a desequilibrios psicológicos, a moti 
vos de megalomania espiritual. Era una actitud que tenia sus fundamentso 
teoricos, su motivación intelectual, era producto del estado de conciencia 
intelectual reinante. Como portadores y portavoces de un pensar cientifi¬ 
co que se creia Ilamado y capacitado para desvelar el secreto de la natu¬ 
raleza y de la historia humana, como sacerdotes de lo Absoluto, segun 
la reveladora expresión de Hegel, podian intelectualmente adoptar esta 
actitud (30) 
K. LöWITT: El sentido de la historia, trad. esp., Madrid, 1956 
(27) 
p. 87 
Systeme de Politique positive, ed. Paris, 1912, p. 388. 
(28) 
BREHIER, ob. cit., p. 89. 
(29) 
(30) Cuando Augusto Comte funda uha religión y se arroga su ponti¬ 
ficado, cuando Saint Simon nos da a conocer que la Divinidad le comunica 
su mensaje y asume también atribuciones religiosas; cuando Fourier in¬ 
curre en sus peregrinos delirios de profeta religioso, nos sentimos inclina¬ 
dos a una interpretación de tipo psicológico individual, pero hay una ex¬ 
plicación intelectual sociológica que está, por ejemplo, en las palabras de 
Hegel cuando al exponer su sistema de historia evolutiva como realización 
Max-Planck-Institut fü 
Morales y Politica: 
Real Academia de Ciencia: 
geschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer