Full text: Viñas Mey, Carmelo: ¬El pensamiento filosofico aleman y los origenes de la sociologia

Carmelo Vinas y Mey 
en virtud de lo cual las diversas civilizaciones y sistemas sociales, pro 
ducto de la sucesión de estados en la evolución de la mente colectiva, 
aparecen como dados objetivamente a nuestra experiencia y se pueden 
captar aprioristicamente partiendo del concepto abstracto de tales con¬ 
juntos sociales para derivar deductivamente de ellos el conocimiento de 
la estructura del objeto, descender a priori al conocimiento de las 
relaciones de las partes y de un desarrollo a otro posterior y formular 
por la aprehensión intuitiva del conjunto del devenir humano su ley 
sociológica reguladora (24) 
Hay aqui varios aspectos principales que considerar. En primer tér¬ 
mino, la inmanencia del proceso, de aquella especie de fatum histórico 
en frase de Brehier (25), de ley inmanente que indeclinablemente se rea 
liza por cima de las voluntades e iniciativas de los hombres—de su «for 
tuna)—, agentes instrumentales de su realización. En segundo lugar 
la deificación de la historia, su conversión en una fuerza sagrada (de 
aqui la sacralización de la sociologia), de donde la inmanencia del des 
envolvimiento y de su ley alcanza el mâs profundo sentido trascendente. 
La historia a priori, la historia inmanente, se transforma en historia 
trascendente, en metafisica historica. En la confluencia de ambos sen¬ 
tidos estâ, podriamos decir, el acta de nacimiento de la sociologia clásica 
Sacralizan la historia no sólo los románticos, también los idealistas 
y el positivismo comtiano. La deificación tenia sus fuentes en el sentido 
arcano y religioso que se atribuia al desenvolvimiento—como mas tarde 
a la evolución biológica—por razón de sus origenes y sus fuerzas ge 
neradoras, de su significación profunda y de su carâcter escatologico en 
relación con su fin, el quiliasmo, el suceso divino que era meta a que 
se dirigia y encaminaba. Se veia en la totalidad del curso del acontecer 
una permanente «divina comedia» (26). 
Ya Brehier y más recientemente las actuales direcciones de teologia 
de la historia han subrayado la estrecha conexión entre la renovacion 
del sentido religioso del pensamiento a la sazón y el sentido metafisico 
que se atribuyó a la historia. La concepción cristiana se basa en una 
visión esencialmente histórica del universo y de la marcha del hombre, 
cuyo destino ha de desenvolverse en una serie de etapas que determinan 
y trazan el sentido de ese destino, las de creación, caida, redencion, re 
surrección. Las concepciones todas de la historia evolutiva, lo mismo las 
de raiz o filiación cristiana (Herder, Schelling, Fichte, Hegel) que las 
que se alejan de su espiritu, siguen las lineas estructurales de la vision 
teológico-histórica cristiana, y vienen a ser en el fondo su traduccion 
intelectual del hombre. Sólo asi resulta plenamente inteligible la historia. 
Véase Aubert, Augusto Comte, Buenos Aires, 1943, p. 35. 
HAYES, ob. y lug. cits. DEVOLVÉ, ob. cit., p. 106. 
(24) 
Hist. de la filosofia, trad. esp., t. II, pp. 488-89 
(25) 
RAHNER: Gründzüge Katholischer Geschichtstheologie, en «Stim¬ 
(26) 
men der Zeit», 1947, CXL, pp. 408 sigs. 
Max-Planck-Institut für 
Real Acad 
lorales y Politicas 
äische 
chtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer