Full text: Viñas Mey, Carmelo: ¬El pensamiento filosofico aleman y los origenes de la sociologia

140 
Carmelo Vinas y Mey 
fico, el de transformar el instinto racional individual en una autoridad 
coactiva en virtud del despertar de la razón, sobre todo en su forma de 
impulso de la individualidad personal en la mayoria. Esta transforma¬ 
ción es el órgano de la liberación indicada respecto al dominio del 
instinto. La exposición que sigue sobre este punto ya no interesa a 
nuestro objeto 
Hasta aqui Fichte se ha movido por los senderos generales del idea 
lismo, en consonancia—a la sombra de él—con las premisas del idea 
lismo histórico y poniendo en acción para la construcción sistematica de 
éste los instrumentos esenciales de aquél, e influidos asimismo por las 
concepciones filosófico-juridicas que arrancan del iusnaturalismo y de la 
Ilustración. 
Al idealismo se suman en esta doctrina elementos procedentes de la 
vena romantica. Para el romanticismo, la individualidad es como un orbe 
heliocéntrico que se proyecta en formas multiples en el mundo en torno; 
su culto a la libertad nace del hecho mismo de mirarla como expresión 
máxima de la autocreación y automanifestación de lo individual, de la 
espontaneidad personal; y de ahi la actitud romántica creadora, en el 
sentido de considerar las distintas formas de la realidad como mundos 
de creación subjetiva, de prolongación de lo individual. La construcción 
doctrinal de esa suprema entidad supraindividual e intemporal que es 
la humanidad sociológica se forjó empleando estos materiales que el 
romanticismo aportaba. Asi, el apogeo de los conceptos de libertad que 
significa el siglo XIX y al que convergen todas sus direcciones, desde 
las religiosas, politicas, juridicas y sociales a las metafisicas y filosófico¬ 
culturales, recibió un eficiente impulso también desde el ángulo del ro¬ 
manticismo, que contribuyó, mano a mano con el idealismo—de Kant, 
Fichte, Hegel, a Saint Simon y Comte—, a que los diversos sistemas de 
historia evolutiva, los nacientes movimientos de sociologia dinámica tu¬ 
viesen como raiz y finalismo la realización, el desarrollo y el ascenso de 
la idea de libertad. 
* 3 
Fichte es el puente tendido entre Kant y Hegel en el proceso de 
Ilegar a la constitución, y ya en un estado de cierta madurez, de la his 
toria evolutiva, de la historia inmanente trascendente, la Ilamada filo¬ 
sofia de la historia tal como la concibe el pensamiento de su época, 
o sea la sociologia en ciernes, la protosociologia. Sigue Fichte los pasos 
de Kant, singularmente en la concepción del mundo ético, del «reino» 
de la moralidad, pero se aparta del pensamiento de su maestro y le 
imprime un nuevo sesgo radicalmente nuevo e innovador; podriamos 
decir grâficamente que dinamiza la concepción de Kant, la pone en 
acción, en movimiento, imprime vida al newtonismo histórico-moral del 
filósofo de Koenigsberg, al introducir como eje de su sistema el princi¬ 
pio de la autoactividad, de la autogénesis—sus portadoras, la Humani- 
dad y la Nación—y concebir el orbe, el hombre y la historia como un 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Poltica 
europäische 
chtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer