Full text: Viñas Mey, Carmelo: ¬El pensamiento filosofico aleman y los origenes de la sociologia

El pensamiento filosófico aleman y los origenes de la Sociologia 
119 
El pactismo y la moral roussonianos se cambian y transfiguran en 
la obra de Kant: el pietismo de Kant y su atracción por la metafisica 
derivò en definitiva al campo de la moral y del Deber para crear en él 
algo asi como una religión. Fuera del cristianismo nadie ha respondido 
con mayor firmeza al dogmatismo ético que Enmanuel Kant (26). El 
pensamiento del filósofo representa una epifania ética, con todas las 
consecuencias inherentes a la grandeza y servidumbre de esta posición: la 
vocacion, el esfuerzo y el fervor que otrora desplegara la filosofia en el 
ambito de los valores religiosos se centra y se concentra ahora por el 
idealismo germanico en los valores éticos, en el reinado de la ley mo¬ 
ral. Mas el contenido y aun el fin de este mundo ético es un valor his- 
torico, el progreso. Y en esta forma el imperativo categórico se mueve 
entre los dos polos del deber y el progreso, y entre ambos fluye en co 
rriente continua su doctrina. 
La idea del contrato y de la voluntad general transfundida en la ley 
moral por el Rousseau moralizador que es Kant cobra nueva vida. El 
imperativo categórico se especifica social y politicamente, y con la idea 
del progreso, que es también otra idea de la razón, se especifica histó 
ricamente en el progreso indefinido (27). La idea del deber, la cons¬ 
trucción moral kantiana en general se delinea históricamente, tiene 
tendrá una realización histórica. Por eso deciamos antes que la concep¬ 
ción histórica de Kant era nexo de unión entre las tres «Criticas» y les 
proporcionaba una base histórica, es decir, sociológica; en efecto, el 
Sumo Bien, el cumplimiento y logro del destino del hombre concebido 
como humanidad, como especie moral, consiste en el progreso, expo¬ 
nente y realización de las consabidas disposiciones originarias de la hu 
manidad que en el progreso se desarrollan (28). El progreso es el destino 
de la humanidad y al mismo tiempo deber sumo de ella. 
El esforzarse, el laborar por el progreso, por el cada vez más efi¬ 
ciente desarrollo de todas las facultades humanas en la marcha a mejoi 
-avance de la ilustración, la libertad, de la moralidad, pacifismo, etcé¬ 
tera—, «es lo que nos muestra a la Razón como pura (por esto el pro¬ 
greso es idea de la razón) y como deber reconocido por el alma de los 
hombres que afecta a su totalidad, a la Humanidad, no a la especie 
singulorum». 
La ley moral, que es la ratio cognoscendi de la libertad, nos Ileva 
a la libertad, la ratio essendi. Y la ley moral, el reconocimiento como 
deber, del progreso, nos hace tocar la humanidad, el hombre noumeno, 
expone en su Antropologia en sentido pragmâtico. 
De ahi la ecuación: progreso-inmortalidad de la especie humana. La 
(26) CANOVAS DEL CASTILLO: Discurso de ingreso en la Acad. de Cien¬ 
cias Morales y Politicas, 1881, p. 251. 
(27) IMAZ; ob. cit., Introducción. 
(28) La idea de Dios postulada como garantia de la realización del 
Sumo Bien convierte en idea de razón la del progreso. IMAZ, ob. cit. 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politcas 
uropäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer