Full text: Viñas Mey, Carmelo: ¬El pensamiento filosofico aleman y los origenes de la sociologia

El pensamiento filosófico aleman y los origenes de la Sociologia 
111 
su efecto propulsor.» Y de ahi que la naturaleza humana Ileve consigo 
no serle indiferentes las épocas más lejanas de la humanidad futura si 
puede tener la seguridad de que Ilegarán. Indiferencia que en este caso 
es menos probable, pues parece que, tomando por nuestra parte disposi¬ 
ciones racionales, podrâ apresurarse la llegada de esa época tan dichosa 
Y en su «Antropologia» insiste en el papel propulsor de la meta, que 
es un principio regulador en el sentido de perseguir diligentemente como 
un destino de la especie humana la consecución de aquélla. Como ob- 
servan Barnes y Becker (20), hay en esta noción kantiana una antici- 
pación de la doctrina de la «telesis social» de Lester Ward y otros so 
ciólogos. 
En su tesis de que la introducción de un quiliasmo lo más «fantâs 
tico posible» por parte del filósofo puede ejercer una acción propulsora. 
Eant es consciente, por otra parte, de uno de los caracteres esenciales de 
la utopia, que és su finalidad realizadora, el anhelo y la voluntad de 
vigencia. 
Y tenia conciencia nuestro filósofo de ser iniciador de una tesis nue 
va, que considera de envergadura tal que puede encerrar las mâs fe 
cundas consecuencias en el ámbito de las ideas. La nueva tesis presupo¬ 
ne y da origen a unos métodos propios. 
„ 
Métados de la bistoria «a priori) 
Cômo elaborar este tipo de historia que ha de forjarse por la acción 
constructiva del espiritu? Precisa apoyarse, «anclar» en un criterio de 
experiencia, y Kant lo halla en ciertas «tendencias» existentes en el gé 
nero humano, lejano antecedente kantiano de la doctrina de los trends 
de la actual sociologia anglosajona. «Se pide una historia profética, la 
cual si no puede obtenerse segun conocidas leyes naturales, como en el 
caso dé lôs eclipses de sol y luna, de un modo preciso y natural, no 
podrá lograrse mâs que por la comunicación y ampliación sobrenatural 
de la visión del futuro.» Pero es necesario que la historia profética del 
género humano ancle en alguna clase de experiencia. Debe haber en el 
género humano alguna experiencia que como hecho nos refiera a una 
constitución y facultad del mismo, que seria la causa de su progreso 
hacia lo mejor, y (pues ésta debe ser obra de un ser dotado de libertad) 
el autor también; pero de una causa dada podemos predecir un hecho 
como tefecto suyo si concurren las circunstancias que coadyuvan a él. 
Hay quê buscar, por tanto, un hecho que nos refiera de manera inde¬ 
terminada con respecto al tiempo a las circunstancias de tal causa y 
también al acto de su causalidad en el género humano, y que nos per 
mita concluir el progreso hacia lo mejor como consecuencia indeclina 
ble, conclusión que podriamos luego extender a la historia del tiempo 
t ta 
(20) Ob. cit., p. 481. 
Max-Planck-Institut für 
les y Politicas 
Real Academ 
äische R 
tsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer