Full text: Viñas Mey, Carmelo: ¬El pensamiento filosofico aleman y los origenes de la sociologia

110 
Carmelo Vinas y Mey 
junto; y en tal concepto constituyen la mejor demostración de la exis 
tencia de aquel ordenamiento natural: «la teodicea, la justificación mo 
ral interior surge cuando se comprende que el camino hacia la verda¬ 
dera unidad moral del género humano pasa siempre a través de la lucha 
y la contradicción» (18) 
Es la perspectiva consoladora del futuro que vislumbra Kant, en la 
que se nos represente en la lejania cômo la especie humana va Ilegando 
por fin a ese estado en que todos los gérmenes depositados en ella por 
la naturaleza puedan desarrollarse por completo y cumplir aquélla su 
total destino en este mundo. «Semejante justificación de la naturaleza, 
o por mejor decir, de la Providencia», es para Kant un motivo capital 
que justifica a su vez su punto de vista aprioristico para la construcción 
de la historia universal como sistema, es decir, como dinámica socioló¬ 
gica, si empleamos la terminologia comtiana. La historia justificando a 
la Naturaleza-Providencia se transforma en sociologia. Pues de qué 
sirve ensalzar la magnificencia y sabiduria de la Creación en el reino 
natural irracional y recomendar su estudio si la parte que corresponde 
al gran teatro de la sabiduria suprema (cuyo fin contiene la historia de 
género humano) continùa siendo una objeción incesante, cuya visión 
nos obliga a desviar con desagrado la mirada, y desesperados de en¬ 
contrar jamâs en él una integra intención racional nos Ileva a esperarla 
en otro mundo? Negar en la marcha de la historia el plan racional que 
en el resto de los seres vivientes se admite es para nuestro filósofo con 
tradictorio e inadmisible. Como escribia Espinas, Kant, ante la tenden 
cia reinante en este sentido, ante este maravilloso concierto, se sorprende 
de hallar insertas en él sus propias intenciones prefijadas de antemano 
por la ciega naturaleza, y el espiritu le Ileva a creer sin poder demos 
trarlo en una conspiración secreta de los fenómenos en vista de la ma¬ 
nifestación de noumenos o realidades metafisicas y con arreglo a las 
leyes naturales. El divorcio entre la metafisica y la fisica, entre la teo¬ 
logia y la ciencia debe cesar. La Providencia actua y esconde sus de 
signios en el corazón mismo de la naturaleza» (19). 
El hombre puede descubrir esos designios, elevarse a la construc 
cion intuitiva del plan de la historia universal. Enunciaba Kant asi el 
supuesto comun a la sociologia clásica, de la posiblidad en que estâ el 
hombre de descubrir y formular la ley general del desenvolvimiento 
histórico de la humanidad, es decir, su ley sociológica fundamental. Es 
posible hacer historia profética «si el profeta él mismo hace y dispone 
los hechos que anuncia». Además de esta posibilidad encierra un efecto 
propulsor. «Un ensayo filosófico que trate de construir la historia uni¬ 
versal con arreglo a este plan de la naturaleza no sólo hemos de consi¬ 
derarlo como posible, sino que es menester también que lo veamos en 
(18) CASSIRER: Kant. Vida y doctrina, Méjico, 1948, p. 265. 
(19) Ob. cit., p. 481. 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
ropäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer