Full text: Viñas Mey, Carmelo: ¬El pensamiento filosofico aleman y los origenes de la sociologia

El pensamiento filosófico aleman y los origenes de la Sociologia 
101 
jetivamente se las tiene como pura consecuencia de procesos dinamicos 
sujetos a leyes naturales. Esto quiere decir que su estabilidad desapare, 
y en lugar de un mundo concebido de un modo primariamente espacial, 
con una dinâmica intemporal, surge el esquema de una corriente de ge 
neraciones en el tiempo, en el que con arreglo a leyes necesarias nacen 
y perecen sin cesar nuevas «formas» (de la sociedad y de la naturaleza 
organica e inorganica). Para la sociedad humana sólo de este modo se 
ha hecho posible el moderno pensar historico, que explica las formas y 
organizaciones fâcticas de la sociedad humana como en principio pere¬ 
cederas, relativas, y como consecuencia de procesos bistóricos demostra¬ 
bles sin intervención de potencias superiores (6) 
Veamos. El fenomenismo conduce a Kant, en efecto, al historicis 
mo. Cualquiera que sea el concepto que tengamos de la libertad, de la 
voluntad—dice—, sus manifestaciones fenoménicas, las acciones huma¬ 
nas, se hallan determinadas, lo mismo que los demás fenómenos, por 
las leyes generales de la naturaleza. 
Mas para conocer el concepto de ley y de ley natural en Kant se pre- 
cisa una alusión al filósofo y a su tiempo. Kant se halla en el momento 
de confluencia de dos concepciones del mundo y del hombre, entre las 
cuales se interpone y graba a las dos con su impronta personal. Son la 
concepción fisico-matematica y la Ilustración, que habian ido agotan 
do su savia, pero que a través de su herencia y del hecho de la re- 
volucion francesa-que tan honda repercusión tuvo en el espiritu de 
Kant—seguian desarrollando su influencia, y la nueva concepción que 
empezaba a alborear, del idealismo y del romanticismo. Kant viene a 
ser como la tercera fuerza entre las dos. 
El divorcio entre la inteligencia y el ser, entre la ratio essendi y la 
ratio cognoscendi, habia dado ya de si cuanto podia, y el tiempo nuevo 
demandaba la reconciliación y hasta el consorcio. Podrian lograrlo las 
dos soluciones espiritualista y naturalista? Kant interpone audazmente 
su tercera solución. Desde Descartes, el pensamiento acentua su predo 
minio sobre el ser hasta Ilegar a la total subsunción. Como escribe Sim¬ 
mel: «En virtud del principio mecanico-cientifico, la realidad parece co¬ 
locada en franco contraste con todo cuanto hasta ahora parece dar sen 
tido a esa realidad; no deja margen para ideas, valores, fines, para la 
significación religiosa ni para la libertad moral. Y como el espiritu, el 
ânimo, el impulso metafisico, no renuncian a sus derechos a la existen 
cia, desde el siglo XVII y especialmente desde el XVIII se plantea al 
pensamiento el problema de volver a conquistar sobre una base mâs ele¬ 
vada la perdida unidad entre naturaleza y espiritu, entre mecanismo y 
sentido internos, entre objetividad cientifica y el significado de valor 
que sentimos en la vida y en las cosas» (6 bis) 
(6) Sociologia del saber, trad. esp., Buenos Aires, 1947, p. 133. 
(6 bis) SIMMEL: Goethe y Kant, trad. esp., Buenos Aires, p. 265. 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
uropäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer