Full text: Azpiazu Zulaica, Joaquín: ¬Las directrices sociales de la Iglesia Catolica

y xVI defendian los derechos de los indios en nuestras co¬ 
lonias de América. 
Se escribieron catecismos sociales, que en rigor eran 
eco de su libro o de sus propagandas. Se fundaron Biblio¬ 
tecas sociales, y los editores vieron que era un negocio pu¬ 
blicar libros sociales. Cuando él murió, y fuera de algunas 
personalidades ilustres que escribian 
y hablaban con su 
autónoma fuerte personalidad, todo lo que se habia escri¬ 
to y hecho en el entonces pujante movimiento social cris¬ 
tiano fué obra suya o de sus discipulos. Y yo fui uno de 
ellos. El fué y debe ser considerado como el auténtico Pa¬ 
triarca del Catolicismo social en Espana. 
Ese era el precedente espanol que la Compania anora¬ 
ba y cuya labor queria resucitar. 
El otro es L'Action Populaire, de los jesuitas franceses. 
Este era su tipo, el modelo que queria imitar. Si el nuevo 
Centro que deseaba fundar habia de tener eficacia, su labor 
habia de ser trabajo de equipo, no trabajo individual. 
L'Action Populaire tenia docenas de colaboradores. Habia 
escrito centenares de folletos sociales, de los que habia di¬ 
fundido por todos los continentes millones y millones de 
ejemplares; publicaba revistas y libros doctos, Guias, Anua¬ 
rios, trabajos duros de investigación. Era una colmena bu¬ 
llente, de prodigiosa actividad, de un proselitismo pene¬ 
trante y de una irradiación mundial. Tuvo su sede en¬ 
Reims, pero la primera gran guerra, la del 14, incendió su 
casa, su archivo, su biblioteca y sus depósitos. Después 
apareció en un barrio de las afueras de Paris, en Vanves, 
no con la fuerza expansiva y los grandes medios econômi¬ 
cos de Reims, pero con el mismo celo y la misma tenacidad. 
La que fundara en Madrid tendria el ardiente espiritu 
misional del P. Vicent y la esperanza de eficacia del traba¬ 
jo colectivo de L' Action Populaire. Se llamaria Fomento 
Social. 
Pero el P. Azpiazu no sospechaba siquiera que la Com¬ 
pania, con aquella Fundación, estaba decidiendo algo tras¬ 
cendente para él: el nuevo rumbo de su vida. 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
2uropäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer