Full text: Diego Carro, Venancio: Derechos y deberes del hombre

56 
que haga animaladas? Con esto fallan todos los derechos y el hom¬ 
bre es sacrificado como cualquier ser inferior. 
Ante esta decadencia moral no debe sorprendernos la quiebra 
de otros Deberes naturales en la conciencia de los hombres. Cuan¬ 
tos son los ciudadanos que sienten, en lo más intimo de su cora¬ 
zón, el Deber natural de prestar su colaboración eficiente al triunfo 
de la justicia, base del orden y de la paz? Después de nuestra 
guerra de liberación eran muchas las personas de Madrid que la¬ 
mentaban, en plan de protesta, la libertad de que gozaban muchos 
calificados de rojos, a quienes habian visto campar por sus res 
petos durante la dominación marxista, participando en violencias 
y atropellos, y también en asesinatos de inocentes e indefensos ciu 
dadanos. Encontramos, en cambio, muy pocos que estuviesen dis- 
puestos a colaborar con la policia y las autoridades en el descubri¬ 
miento de los verdaderos criminales para que recibieran el justo y 
merecido castigo. Tan pronto se le proponia esta colaboración, sus 
protestas se diluian, cambiaban de tono, unas veces por temor 
otras por no molestarse. Hay quien piensa que la policia puede y 
debe adivinar los crimenes más ocultos, ya sea luchando con una 
turba de encubridores de todas clases. Olvidan que no tenemos 
derecho a exigir que nos garanticen una vida pacifica y ordenada, 
con el triunfo de la justicia, si no sabemos cumplir con el Deber 
de nuestra colaboración. Todo Hombre, por ser naturalmente so¬ 
cial, debe constituirse en guardián de la sociedad y de sus seme¬ 
jantes, que vale tanto como ser guardián de si mismo. Domingo de 
Soto nos da esta conclusión, sintesis de la verdadera doctrina: "Ubi 
quis scelus noverit in Reipublicae perniciem ire, quod idoneis tes¬ 
tibus probare potuerit, tenetur noxium accusare." No por odio o 
venganza, "sed sunt tanquam medicinae procurandae, vel ipsius 
qui supplicio afficitur, vel boni publici: nimirum ut earum metu 
homines in officio contineantur, nec commune bonum perturbent; 
quicumque autem bono communi succurrere constringitur veluti 
pars toti" (De lustitia et lure, lib. V, q. 5, art. 1) 
* 4 
3. Mas no es en este campo y bajo este aspecto general, casi 
puramente teórico, donde ofrece más interés y dificultad el estudic 
de los Derechos y Deberes fundamentales del Hombre; para nues- 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
tsgeschichte 
äische
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer