Full text: Torres Martínez, Manuel de: Teoria y práctica en la politica económica

nomia puede ser, evidentemente, además, politica; pero no lo¬ 
es necesariamente. Se superponen o se pueden superponer en ella 
esas dos naturalezas; pero son, lógica y ontológicamente, inde¬ 
pendientes 
Con razón sobrada condiciona Torres la labor del economis¬ 
ta, segûn las circunstancias que en ella concurran. Para la ob- 
tención de los fines propuestos enuncia en primer lugar, y como 
principio básico, que los medios o medidas empleadas por la 
politica económica deben ser adecuados para la consecución de 
los fines propuestos, de donde se deriva inmediatamente un se- 
gundo principio o corolario: Entre los diferentes medios alter- 
nativos para conseguir un mismo fin debe elegirse aquél o aque¬ 
lios, entre los de igual eficacia, que sea mâs fâcil, mâs econó¬ 
mico y que origine una menor perturbación, principio que lla¬ 
maré de economia o sencillez en los medios. 
Para la observación de esos efectos producidos llama Torres. 
primario o de impacto a la consecuencia inmediata de la propia 
medida, y secundarios, inducidos o duraderos a los provocados 
por el cambio de conducta de los individuos, como consecuencia 
c con ocasión del efecto impacto. Refuerza el estudio y las ob¬ 
servaciones planteando un caso aleccionador y real, eligiendo 
como ejemplo adecuado el caso de una hipotética concesión de 
subsidios a las clases económicamente mas necesitadas. Con su 
clâsica maestria va pasando desde el efecto primario del primer 
impacto producido por la implantación del subsidio, a través de 
los efectos secundarios, inducidos o duraderos. La elevación de 
renta en los beneficiarios del subsidio produce en éstos aumen¬ 
tos en su consumo, en su ahorro, o en ambos a la vez. El aumen¬ 
to de su consumo producirá un aumento en la demanda; puede, 
à su vez, este aumento de demanda elevar los precios; a su vez, 
esta elevación producirá sus efectos naturales, lo que Torres 
Ilama efectos contrarios, pero estos efectos pueden ser totales 
solamente parciales y pueden llegar a ser efectos contradicto- 
rios. Pero puede ocurrir que los efectos se neutralicen y hasta 
que una serie de acciones y reacciones lleguen a producir efectos 
cooperantes con el inicial del primer choque, y, por consiguien¬ 
te, a reforzar su acción inicial. jQué lejos estamos con estos 
sutilisimos análisis de la economia contemporânea de aquellas 
plácidas elucubraciones de la vieja economia clâsica, optimista 
y bonachona! jQué oportuna intervención del multiplicador en 
Max-Planck-Institut für 
Real Aca 
prales y Politicas 
päische Rechtsgeschicht
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer