Full text: Olariaga Pujana, Luis: ¬La orientación de la politica social

manufacturera del trabajo. La hizo posible, en primer lugar, el na¬ 
cimiento de una cultura técnica basada en el método de las ciencias 
fisiconaturales, que habia desviado por completo el pensamiento del 
hombre, retirándolo de los problemas trascendentes, religiosos y 
morales, y lanzándolo por las perspectivas del yo superficial mera¬ 
mente espacial y mecánico. Contribuyó a ella, en segundo lugar, la 
entrada en Europa de dinero—en aquella época el dinero era siem¬ 
pre metálico—procedente del comercio con Oriente y la acumula¬ 
ción de capital en el comercio internacional, en la explotación de 
terrenos de la ciudad y en la usura; capital que disolvió los talleres 
medievales y la propia organización gremial. Y estimuló, sobre 
todo, la nueva organización capitalista aquel espiritu de codicia 
que el afán de gozar de la vida material despertó en el hombre al 
alborear la Edad Moderna 
Desde entonces, patronos y obreros quedaron separados pro¬ 
fundamente y con intereses aparentemente contrapuestos. Disuelta 
la relación personal que hasta entonces los habia unido familiar¬ 
mente, su nueva relación de empresario a obrero era una relación 
puramente objetiva y económica. Resultaba, pues, imposible evitar 
en lo futuro la oposición entre las dos nuevas clases de capitalistas 
y proletarios, y se iba a engendrar una lucha por la distribución del 
beneficio o plusvalia de aquel mayor rendimiento que la nueva 
forma de producción iba a facilitar y que el capitalista iba a con¬ 
siderar que era fruto exclusivo de su iniciativa, de su capacidad y 
de su riesgo, mientras que el proletario iba a sostener que no se 
debia mas que a su trabajo. De ahi iba a surgir el nuevo problema 
social: el cáncer originario de la sociedad moderna. Y la lucha iba 
a ser Ilevada a sus mâs extremos radicalismos, porque se empenaba 
entre dos tipos de hombres unilateralmente educados en una sim¬ 
plista obsesión material: los unos, por codicia y por exigencia ad¬ 
ministrativa de sus negocios; y los otros, por falta de cultura y por 
estrechez de su vida económica. 
Tras de la manufactura, vino el maquinismo a agudizar la me¬ 
canización del trabajo y la dependencia de éste respecto del capi 
tal. La maquina acentuó el carâcter cooperativo del proceso de pro¬ 
ducción y subordinó al trabajador, ya convertido en mero instru¬ 
mento y mezclado con los demâs instrumentos materiales, a una 
Max-Planck-Institut für 
Rea 
Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer