Full text: Olariaga Pujana, Luis: ¬La orientación de la politica social

convertir la sociedad, unas veces—sociedad liberal—en un conglo¬ 
merado de contrapuestos intereses y otras veces—sociedad socia¬ 
lista—en otro conglomerado de intereses menos contrapuestos en 
apariencia, pero a costa de la pérdida de la personalidad humana. 
Unicamente la filosofia idealista alemana opuso resistencia al 
descenso del pensamiento a ese terreno empirico por las seudo¬ 
filosofias mencionadas, pero sin afirmar en cambio sino un forma¬ 
lismo racionalista, orientado también en la dirección matemâtico¬ 
natural y conduciendo igualmente al predominio de las fórmulas de 
carâcter esquematico, que por su desdén hacia lo experimental re¬ 
sultaba ineticaz desde el punto de vista central del utilitario hombre 
moderno; y ni fué admitida como guia de las clases intelectuales ni 
de las masas populares. 
Recusada, por otra parte, toda concepción teológica en los ám¬ 
bitos cientificos, por ser considerada dogmâtica, y perseguida la 
ensenanza religiosa como arcaismo enervador de los impulsos ma¬ 
terialistas y de los instintos de rebeldia, quedó el mundo moral sin 
representación autorizada en la elaboración de la cultura moderna. 
Ello no fué obstáculo para que cada vez que se intentaba promover 
ideas o movimientos colectivos de solidaridad y de paz social o 
apelar a sentimientos profundos del alma humana fuera indispen¬ 
sable inspirarse, mâs o menos declaradamente, en las eternas fuen¬ 
tes de verdad que el cristianismo habia abierto en el espiritu de 
Europa; pero en las ultimas instancias de la cultura, en la forma¬ 
ción de métodos para sistematizar el conocimiento y de normas 
directrices de la vida prâctica, el racionalismo abstracto y utilitario 
cerrò el paso a lo que no fueran sus propios dogmas y embaló a la 
sociedad en el desarrollo sin fin de una organización de intereses 
puramente mecanica. 
La sociedad mecanizada. 
Esa sociedad materialista ha acabado, naturalmente, por meca¬ 
nizarse y convertir a los hombres en máquinas acoplándolos a las 
mâquinas propiamente dichas y formando con ellas una sola organi¬ 
zación automâtica, en la que el hombre no es sino un instrumento 
Max-Planck-Institut fü 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer