Object: González de Castejón Elío, Francisco Javier: Tesis: El principio secularizador de las sociedades modernas y su origen

DEL EXCMO. SR. MARQUÉS DEL VADILLO 
497 
del pecado en los dias de la predicación del Cristianismo, 
Quedaba, es cierto, allá en el fondo de su dormida concien¬ 
cia, la idea de un Dios vengador y justo, encargado de repar¬ 
tir en una vida ulterior el premio y el castigo; pero zquién 
duda que rota la misteriosa cadena de la revelación primi¬ 
tiva, que diera al hombre los elementos absolutamente in¬ 
dispensables para su vida en la tierra, hubo de entrar à saco 
el error por todas partes, y, perdido en el dédalo del poli 
teismo religioso, llegar como llegara á divinizar en el antro¬ 
pomorfismo sus pasiones, y con ellas tenir los horizontes de 
la inmortalidad del sensualismo que respiran las religiones 
paganas? Todo esto es cierto, y de todo ello recogemos para 
la indagación presente, el hecho inconcuso también de que, 
sobre el orden de la vida presente y como presidiendo sus 
destinos, reconocian los antiguos la acción y la influencia de 
la religión como lazo moral y de responsabilidad que, me¬ 
diante las ideas de mérito y demérito, de premio y de cas¬ 
tigo, dentro de la suprema de justicia que á todos y á todas 
partes aleanza, vienen à reconocer por tales premisas, al 
mismo tiempo que la existencia de un orden sobrenatural. 
esto es, más allá ó sobre el natural de la vida presente, una 
como subordinación y dependencia de éste respecto de 
aquél; unico medio, en definitiva, de que no caiga el hombre 
en la tentación grave, gravisima, de reducir á ésta sus aspi¬ 
raciones y deseos, trocando por sus goces toda idea de ulte¬ 
rior y suprema felicidad en la vida futura. Esta, senores Aca¬ 
démicos, fué la noción, éste el concepto del que llamamos 
fin religioso, éste el de la religión que, como hemos recor¬ 
dado también, derivaba Cicerón del verbo religare a reli¬ 
gando, como unión y enlace que á todas horas habrá que re¬ 
novar y mantener del Cielo con la Tierra, del orden superior 
con el natural, de Dios con el hombre. 
No hay para qué decir que tal concepto nos parece per¬ 
fectamente aceptable, y de él partimos para afirmar de nuevo 
que el Cristianismo como religión verdadera vino sólo á con¬ 
firmarlo purificandolo y presentándolo tal como en realidad 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
uropäisch 
lechts 
eschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer