Full text: Plaza Navarro, Manuel de la: ¬Las garantias de la independencia judicial

masiada ira. Nada mas perjudicial para la justicia que ese 
pueril endiosamiento de sus administradores, cuando inten¬ 
tan suplir con un acto irreflexivo de autoridad lo que no tiene 
otra solucion que el empleo de esas virtudes que se llaman 
prudencia, justicia, fortaleza y templanza, que deben modelar 
la figura del Juez y trazan los rasgos fundamentales de una 
deontologia judicial ahincada en el suelo cristiano. Ni el Juez 
puede administrar justicia estando airado, ni tiene otras ar¬ 
mas, para luchar contra todas las injusticias, que su ciencla, 
su experiencia y sus virtudes profesionales, que son¬-lo creo 
firmemente-la mas segura garantia de la imparcialidad de su 
jicio. 
Si quisiéramos reducir a una sintesis cômo concebimos las 
que hemos lamado garantias técnicas y morales de la inde¬ 
pendencia del Juez, acaso nos bastaria volver la vista à ese 
Breviario de Jueces escrito para una época de plenitud nacio¬ 
nal por un austero Corregidor castellano. De su obra dijo no ha 
mucho un ilustre académico chileno, menos hiperbölicamen¬ 
te de lo que parece, que fué una "Suma juridica', como fue 
telögica la Suma de Santo Tomas, y Suma poética La Di¬ 
vina Comedia. No queria BOBADILA-dice este escritor-Co¬ 
regidores soberbios y cuellierguidos, que son axote para los 
pueblos que los soportan; ni jueces timidos y vacilantes, a los 
que compara con las telas de arana que solo sirven en frase 
suva para cazar moscas; los prefiere sabios y prudentes, pero 
briosos y firmes, porque si no hay brio en la justicia, los malos 
poseeran el mundo; los quiere afincados en su sede, pegados 
a ella, como el terrén a la tierra; los desea doctos en la clen¬ 
cia juridica, pero adiestrados en la ciencia del vivir. Y no of¬ 
videmos, nosotros espafioles, que ese Tratado deontologico ju¬ 
dicial, si se escribié cuando Espania daba leciones al mundo 
y su voz tenia resonancias universales, cobra de nuevo actua¬ 
lidad en momentos en que, como sefialabamos mas arriba, im¬ 
porta mucho poner sobre nuestra cabeza, con el valor de las 
menospreciadas ciencias del espiritu, el rango y dignidad de 
los que teniéndolas como guia de su actuacion y de sus modos, 
velan desde su puesto de mando por el mantenimiento de la 
47 
Max-Planck-Institut für 
ademia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschic
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer