Full text: González de Castejón Elío, Francisco Javier: Tesis: El principio secularizador de las sociedades modernas y su origen

DEL EXCMO. SR. MARQUÉS DEL VADILLO 
483 
que nacia ex intima penitus philosophia, y à la que por lo 
mismo senalaba un origen altisimo (orta a numine Deorum) 
impone al hombre como primera obligación, segun la admi¬ 
rable definición que de ella da San Agustin, «el respeto al 
orden natural y la prohibición de quebrantarlo», ratio, vel 
voluntas Dei ordinem naturalem conservari jubens perturbari 
vetans. La razón y la voluntad de Dios, alma y como espiritu 
del orden, plan de lo creado y que ha de ser para el hombre, 
por su propia condición de racional y libre, objeto del más 
profundo, incondicional y absoluto respeto. 
Este respeto que la ley de las leyes impuso al hombrey 
de la que es tan sólo «mera participación de la razón», se¬ 
gün Suárez, la ley natural—rephulgentia claritatis in ani¬ 
ma—; ese respeto, decimos, justifica siempre y-seguirâ jus¬ 
tilicando hasta el fin de los siglos y de las generaciones, la 
insistencia con. que los pueblos primitivos y los primeros 
legisladores dieron siempre un sello religioso á las institu¬ 
ciones juridicas, politicas y sociales. Por eso mismo, como 
dice Montesquieu (1), shay en todos los pueblos una religión 
un culto pûblicos, reconocidos y admitidos por el Estado, del 
que forman parte y en el que tienen autoridad; religión que 
encarna en la Constitución del mismo, que la presta respeto 
y que, con el asentimiento y la veneración de todos, inter¬ 
viene la mayor parte y desde luego los más solemnes actos 
de la vida pûblica». Lo que no registra la antigüedad es caso 
alguno, y lo hace también notar el tratadista insigne, de pre¬ 
tensión que consistiera en borrar de los actos oficiales cuan¬ 
to pudiera trascender á acción y á influencia religiosa. Pero 
además, y también lo confirma Cicerón, citado por Montes¬ 
quieu (2), «los pueblos, como masas que son, tienen una reli¬ 
gión; y si es cierto que pueden encontrarse y se encuentran 
algunos sin ley escrita y sin constitución politica determi¬ 
nada, es cierto, certisimo, que sin religión jamás existieron, 
Esprit des Lois, l. X 
V, ch. XI. 
(2) Esprit des Lois, I. XXV, ch. X. 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
uropäische Rechts
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer