Full text: Pons y Umbert, Adolfo: Tesis: La crisis del régimen parlamentario (concepto del legislador)

DISOURSO 
366 
de los partidos, zdónde hallaremos fuerzas positivas de re¬ 
presentación? ;Las ostentan, en general, los individuos por 
si solos? El individuo, un individuo, sobresaldrá por sus ta¬ 
lentos, por su ciencia, por sus virtudes, por sus servicios a 
la sociedad. Habrá adquirido un «valor representativo». No 
pertenece, de hecho, a nûcleo politico determinado. Sus ocu¬ 
paciones, sus aficiones, le mantuvieron distante de unos y 
otros partidos. Fué muy otro su ambiente. Pero un dia, la 
opinión publica le senala como factor parlamentario. Reco¬ 
noce en él el valor representativo que le dan sus mereci¬ 
mientos excepcionales, y se cree en el caso de discernirle 
sus votos. Y ni entonces los partidos dejarán de actuar: sin 
su iniciativa, sin su concurso, sin su concordia — de uno, o 
de varios, o de todos —, jasegurariais el buen éxito de la 
candidatura? Cualesquiera que fueren los falseamientos de 
las instituciones parlamentarias, los «representantes» saldrän 
de los partidos — partidos, grupos —, aun los matriculados 
«independientes», denominación que alguna vez nos hizo re¬ 
cordar el apólogo de la guerra entre los mamiferos y las 
aves. Partidos, o caciques, o caciques y partidos. Los caoi 
cazgos usurpan su territorio a la opinión. Moral y material¬ 
mente la detentan. «El partido soy yo»: mientras nadie los 
contrarrestre y los destruya, su imperio, «representativo» de 
las ficciones que los sustentan, producirá, y elevarâ a las al¬ 
turas de la «representación nacional y local», Diputados y 
Concejales. Simulaciones de partidos — la ficción en mar 
cha — se objetivarán en simulaciones de representantes par¬ 
lamentarios, provinciales y municipales. De simulación en 
simulación — progresiones de la ficción en marcha — nos re¬ 
montaremos a las cumbres de la Autoridad y del Poder. Un 
régimen de mentira; pero un régimen. Unos partidos simula 
dos; pero unos partidos. Si él no los encuentra, los imagina, 
los forja artificialmente. La vida no renuncia a sus fueros! 
Hubo partidos politicos en Espana durante las más gloriosas 
décadas de su régimen constitucional. Las Cortes, las Cáma 
ras, reflejaron a la sazón inarmónicos estados de conciencia, 
Max-Planck-Institut für 
Morales y Politicas 
Real Acad 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer