Full text: Marichalar y Monreal Eza, Luis: Tesis: La organización económica nacional

DISCURSO 
intervención del canal de Formosa, comprometiéndose à no 
ceder a ninguna otra potencia estas islas y las Pescadoras¬ 
çon lo cual se armonizaron los intereses de Espana y del Ja¬ 
pón, llevando asi a cumplidisimo efecto León y Castillo el 
encargo de defender las aspiraciones de Espana, que le habia 
confiado Cánovas, y en cuyo cumplimiento tanto le ayudô 
M. Hanotaux. 
En los dias de nuestro desastre colonial no fué menor la 
intervención de León y Castillo en la esfera diplomática para 
conseguir que Francia interpusiera sus buenos oficios cerca 
del Gabinete de Wáshington, obteniéndose el resultado de 
todos conocido, y que, dentro de las vergüenzas de aquella 
liquidación, lograron para Espana el respeto que a la des¬ 
gracia se otorga y el reconocimiento de que de aquellas mis¬ 
mas ruinas podia surgir una reconstitución nacional, que a 
los propios Gobiernos extranjeros hizo comprender que Es¬ 
panna no era un factor insignificante ni despreciable. 
Sigue nuestro Embajador desplegando en todos los órde¬ 
nes sus grandes facultades y reconocida destreza, y obtiene 
en 27 de junio de 1900 la firma del Tratado de Paris, por el 
que se puso térmnino definitivo al litigio rancio existente en¬ 
tre Francia y Espana sobre los limites de los territorios del 
Africa occidental y ecuatorial. Por ese Tratado obtiene Espa¬ 
na el reconocimiento de su soberania plena sobre 190.000 ki- 
lómetros en el Sahara occidental y 28.000 en el golfo de Gui¬ 
nea, o sea, sobre una extensión aproximadamente igual a dos 
quintas partes de la metrópoli. Doble era para Espana el in¬ 
terés del citado Convenio, el comercial y el politico, y no es 
culpa, ciertamente, de aquel ilustre negociador que desde la 
firma del Convenio nada haya hecho Espana, ni en sus esfe 
ras oficiales ni en las productoras ni mercantiles, para explo¬ 
tar adecuadamente los territorios que Francia nos reconoció. 
Ahi estän, sin que hayan servido para otra cosa que para las 
eternas y estériles criticas a que somos tan aficionados, di¬ 
ciéndosenos por unos que valen mucho, reputándose por 
otros como mezquinos, y aun aconsejándose su venta; pero 
Max-Planck-Institut für 
Real Ac 
orales y Politicas 
europäische Rechtsgeschicht
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer