Full text: Marichalar y Monreal Eza, Luis: Tesis: La organización económica nacional

DEL EXCMO. SR. D. LUIS MARICHALAR Y MONREAL 
111 
méditar en todo momento por su gran espiritu de realidad. 
Es muy fácil, en efecto, pedir dinero al Estado; pero no lo es 
tanto que éste pueda darlo, y, sobre todo, que se emplee 
bien, por lo mismo que nada cuesta obtenerlo. Y asi, al pen¬ 
samiento—caro a muchos—de que los grandes empréstitos 
industriales sean empréstitos del Estado, se ponen reparos, 
porque la función del Estado como prestamista directo de la 
industria en tiempo de paz equivaldria a la mezcla de aquél 
en el funcionamiento de ésta, y nos llevaria a la calamidad 
de la Administración, irresponsable, inmiscuyéndose en lo 
que ni le incumbe ni entiende. 
Pero no es este argumento decisivo para mi, por cuanto 
esas participaciones del Estado, mediante anticipos de capi¬ 
tal, en el desarrollo industrial habrian de concederse a gran¬ 
des nûcleos integrados por unas cuantas firmas que por si 
solas respondieran de los préstamos y dieran al Estado la 
absoluta certeza de una solvencia. No hay, por consiguiente. 
en el orden que pudiéramos llamar bancario, la menor difi¬ 
cultad en que esos préstamos se verifiquen, siempre que se 
organicen en forma de que el Estado se entienda tan sólo 
con la alta y ültima representación de las poderosas concen¬ 
traciones industriales que en el pais Ileguen a establecerse. 
La fuerza mayor opuesta a estos sistemas radica en que 
las grandes Sociedades industriales poseen un crédito pro 
pio, y, por consiguiente, pueden hacer Ilamamientos directos 
al ahorro del pûblico, no debiendo dudarse de que a su vez 
las grandes Sociedades de crédito se encargarian de la colo¬ 
cación de las obligaciones emitidas por aquéllas. Serian, por 
tanto, las pequenas y medianas Sociedades industriales las 
que necesitarian del concurso del Estado. Y aqui nos encon¬ 
trariamos ante los delicados problemas de la sustitución del 
crédito personal por el crédito corporativo y la de los cré¬ 
ditos a largo plazo por ronovaciones de tres meses. Pero 
esto exigiria un mercado en Banca de este papel; y para que 
dicho mercado exista, asi como para que los banqueros 
acepten dichos efectos de comercio, es indispensable que el 
Max-Planck-Institut fü 
ales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer