Full text: Conde y Luque, Rafael: Tesis: Francisco Suárez, S. J. (doctor eximius)

DEL EXCMO. SR. D. RAFAEL CONDE Y LUQUE 
525 
Iglesia. Móviles mas poderosos debieron impulsar à Suárez 
à realizar su propôsito, que sin error pueden atribuirse à lo 
olevado de su espiritu. 
En efecto, el recién nacido Protestantismo, sintetizando en 
su doctrina las herejias de quince siglos, atacaba rudamente 
à la Iglesia, más quizá que en sus dogmas, en su sólida jerar¬ 
quia, ataque cuya gravedad acrecia el no estar desprovisto 
de fundamento à causa de no haberse aplicado en sazón opor¬ 
tuna las reformas que venia pidiendo à gritos la conciencia 
catôlica, y que después estableció el Concilio de Trento. El 
ruido de la disputa, los entusiasmos irreflexivos del Renaci¬ 
miento, el talento y la audacia de los reformadores, la desapo¬ 
derada y egoista intervención de los principes, las varias con¬ 
siguientes orientaciones de la conciencia religiosa y hasta la 
guerra social, colocaban à las sociedades de aquel siglo en 
situación especialmente critica. Sentiase, sobre todo, la nece¬ 
sidad de acudir à la defensa de la Iglesia, en la cual habian 
desmayado las antiguas Ordenes religiosas, algunos de cuyos 
individuos profesaban el luteranismo. Entonces, frente á la 
accion protestante, apareció de subito la reacción católica, 
inspirada y personificada, como su rival, por un hombre ex¬ 
traordinario, por el guerrero penitente, fundador de la Com¬ 
pania de Jesûs. Porque à los ojos de la filosofia de la histo¬ 
ria, y habida cuenta de la lógica evolución de las ideas, Lu¬ 
tero y San Ignacio de Loyola se suponen mutuamente en cuan¬ 
to representan las dos grandes y antitéticas orientaciones 
que desde el principio ha seguido el entendimiento humano, 
siempre rivales, siempre apasionadas, y por tanto, siempre 
profundamente humanas: testigo, la Historia. Próximo å mo- 
rir, y en un arranque de soberbia, Lutero habia lanzado esta 
amenaza contra el Pontificado: Pestis eram vivus; moriens ero 
mors tua, Papa; es decir: Vivo yo, he sido como la peste para 
ti joh Papal: cuando muera te arrastraré en mi ruina. Ignacio 
de Loyola, recogiendo el guante, anadió á los tres antiguos 
votos monâsticos el cuarto, de sumisión absoluta al Jefe de 
la Iglesia, y formó, por decirlo asi, su Compania en orden de 
Max-Planck-Institut für 
Politica 
ncias Morales 
uropäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer