Full text: López Muñoz, Antonio: Tesis: La politica y la moral

DISCURSO 
350 
sana del Derecho. Pero si en eso estriba el ideal, es obliga¬ 
ción del Estado no dejar desamparada ninguna esfera de ac¬ 
ción, ni entregada à su sola iniciativa y poder, cuando no se 
dan históricamente en alguna de ellas el poder y la inicia¬ 
tiva que su fin propio requiere; sino sustituirla en aquello en 
que à si misma no se baste y mientras no se baste, cuidando 
de que esa sustitución no sea jamás un modo de cohibir su 
libre desarrollo, y tratando de acomodarse siempre à la nota 
esencial de su existencia. 
Sobre esa base explicita, ved aqui mi opinión respecto al 
deber del Estado para con la instrucción popular. La instruc¬ 
ción primaria, con un simil os doy á conocer grâficamente 
mi idea, tiene por objeto preparar la tierra y abrir el surco, 
para que pueda depositarse en él la semilla en condiciones 
de fecundidad, preparar el alma de los ninos, para que se 
den clara cuenta de su emplazamiento en el mundo y en su 
patria, para que conozcan su ingénita vocación y la efectuen, 
para que adquieran la noción integra de sus deberes. De aqui 
varias consecuencias de importancia suma. Es la primera la 
necesidad de difundir por todos los medios la instruccion 
primaria, ya que dentro de la Escuela empieza à despertar la 
vislumbre del espiritu colectivo, la conciencia del fin hu¬ 
mano, sobre la cual han de tallarse el ciudadano y el hom¬ 
bre. «Yo contemplo, ha escrito en un mensaje à las Cámaras 
de su pais el cultisimo Presidente de la Repûblica Argen¬ 
tina, hace poco nuestro huésped, las estadisticas de los anal¬ 
fabetos, y me parecen tablas de mortalidad; porque rogis¬ 
tran verdaderas defunciones del entendimiento que Dios ha 
dado à los ninos para que los hombres lo cultiven amorosa¬ 
mente.» 
Es otra consecuencia interesantisima la atención dili- 
gente que debe poner el Estado en la designación de los 
maestros de primeras letras y en la dignificación de su sa¬ 
grado ministerio. Por lo mismo que la Escuela es para to¬ 
dos y que al maestro se le confia todo, los cuerpos, las al¬ 
mas, el porvenir, es menester que pueda basar à toda hora 
Max-Planck-Institut für 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer