Full text: Fernández Hontoria García de la Hoz, Ramón: Tema: El anarquismo contemporáneo: sindicalismo revolucionario

DISCURSO 
252 
que nada producen y à quienes, por tanto, ninguna remune¬ 
ración se debe (1). Aspira, pues, el sindicalismo à destruir esa 
supuesta superestructura idealista, que vive y domina sobre 
la estructura real de la vida del trabajo, y à establecer una 
nueva y unica armazón económica sobre la base de la pro¬ 
ducción de todos para todos; pero producción verdad, es de- 
cir, material-agricola é industrial—, unica creadora de ri¬ 
queza y que asegura el bienestar general. 
Asi se lograrâ la absoluta igualdad de los hombres, puesto 
que todos serán igualmente productores. Nada de amos ni de 
gobernantes, ni Estado, ni Iglesia, ni autoridad, ni poder; 
desaparece toda coacción y toda obligación que no sea con¬ 
tractual ó enteramente voluntaria, y aun esa, desprovista de 
permanencia y longevidad, rescindible por ende en cualquier 
tiempo. Es el pensamiento de Proudhon: el contrato, base 
unica de toda relación social. 
Antes de proseguir, detengámonos breves momentos para 
hacer algunas consideraciones acerca de la naturaleza de esta 
doctrina. Que es anéârquica y materialista, aparece evidente. 
La nota esencial del anarquismo es la negación del poder 
coercitivo del derecho y, por tanto, la negación del Estado, 
que es el órgano de la coacción juridica. Ya se ha visto que 
esa es base fundamental del sindicalismo. No han llegado à 
mås ni Herzen ni Bakounine ni ninguno de sus adeptos, ni se 
concibe mayor exaltación del principio de libertad, à pesar 
del fatalismo que paradójicamente se afirma dentro del sen¬ 
tido materialista de esta escuela. Es muy natural, por tanto, 
que los anarquistas de la vieja cepa cifren sus esperanzas de 
triunfo en el neo-sindicalismo, y que en su Congreso de Ams¬ 
terdam (1907) adoptaran las dos siguientes resoluciones: «Pri¬ 
mera. El Congreso libertario internacional considera que los 
sindicatos son organismos de combate en la lucha de las cla¬ 
ses obroras, y recomienda á los companeros que sostengan 
esas organizaciones y propaguen y mantengan las fórmulas 
(1) Ed. Berth, Marchands, intellectuels et politiciens. 
Max-Planck-Institut fü 
olitica 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer