Full text: Asín Palacios, Miguel: Tésis: Abenmasarra y su escuela: orígenes de la filosofia hispano-musulmana

96 
DISCURSO 
5. Esa orientación religiosa y teurgica de los ultimos 
neoplatónicos se acomodaba perfectamente al sello, también 
religioso, que caracteriza al Empédocles árabe. Los elemen 
tos cabalisticos, gnósticos y musulmanes que en él se advier 
ten, acentuan esa misma orientación. 
Sabido es el estrecho parentesco de la Cábala en su doc¬ 
trina metafisica de la emanación, con el neoplatonismo; por 
eso no es de extranar que se asemeje al pseudo-Empédocles 
al explicar el origen del cosmos diciendo que en la luz pri- 
mitiva, que todo lo Ilenaba, Jehová produjo un vacio ó tinie¬ 
bla (quizå la Materia Primera del pseudo-Empédocles), en la 
cual dejó caer su primera emanación, rayo de luz, que es la 
causa de todo cuanto existe por emanaciones sucesivas, las 
cuales se conciben por los cabalistas en la misma forma geo¬ 
métrica que el pseudo-Empédocles utiliza: como circulos ó 
esferas concéntricas (sephirots), cuyo punto central ocupa 
Jehovå (1). En la psicologia de la Cåbala hay también alguna 
idea del teorema 17 del Empédocles árabe: los cabalistas ad 
miten, además de la metempsicosis propiamente dicha, otra 
que llaman ibbur (gestación, impregnación), que es la reunión 
de dos almas en un solo cuerpo, cuando una de ellas carece 
de fuerza para cumplir todos los preceptos religiosos y nece¬ 
sita de un auxilio extrano (2). 
Esta misma teoria de la redención reaparece, mås desarro¬ 
Ilada y precisa por el contacto con el cristianismo, en las sec¬ 
tas gnôsticas: todas ellas consideran al alma humana como 
una centella ó rayo de la luz del mundo suprasensible, apri¬ 
sionada en los groseros elementos de la materia, manchada 
por el contacto del organismo corpóreo (que Basilides llama, 
como el pseudo-Empédocles, herrumbre del alma), sufriendo 
en esta vida la pena merecida por el pecado original, y es¬ 
(1) Cfr. Matter, Hist. crit. du Gnosticisme, 1, 101. 
(2) Munk, Palestine, 522.—Obsérvese también el nombre de «cortezas» 
(sedim o kelifot) que los cabalistas dan á los espiritus impuros ó ángeles 
caidos. 
Max-Planck-Institut für 
Real 
rales y Politicas 
europäische 
chtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer