Full text: Dato Iradier, Eduardo: Tesis: Justicia social

DISCURSO 
22 
mi, en la ocasión presente, no me incumbe mâs que sentir la 
satisfacción de haber reconocido una deuda y trasmitir 
integro à la memoria de Silvela el honor que me dispensais 
al admitirme entre vosotros. Porque no es à mi persona à 
quien recompensáis con vuestra elección: es la legislación 
social iniciada por el partido conservador la que aplaudis, y 
si por un instante me desvaneciera el galardón que me 
otorgais hasta el punto de creer que me era personal, acre¬ 
ditárame de insensato en términos inconcebibles. Por esto, 
si lo acepto de vuestra mano, es para entregarlo sin tocar à 
la colectividad politica que ha sentado en nuestros códigos y 
leyes el punto de partida de la acción que en la solución de 
los problemas sociales corresponde al Estado. Y ved cómc 
era de rigor, de elemental justicia, que el nombre de aquel 
que presidió al frente del Gobierno á la colocación de los 
jalones que han de ir delimitando el campo de la legislación 
social, brotara de mi pluma como inspirador de una obra en 
la que tan sólo me cupo ser mantenedor ante las Câmaras, 
pues que aun el calificativo de ponente me suena à usurpado. 
La causa que decide hoy á los partidos y á los que los 
dirigen à reconocer la legitimidad del derecho del Estado à 
poseer campo propio, bien deslindado y medido en el comün 
cultivo de la acción social, la encontraria de seguro Silvela, 
para formar su criterio, en lo que decia en el ano 1885, 
hablando de los cultos y bien intencionados precursores de 
la Revolución francesa: «Sin otra pasión que el bien de 
la humanidad y la mayor dulzura de las relaciones huma- 
nas, mezclando los estudios criticos con los idilios y las 
anacreönticas, iban arrancando una por una las piedras fun- 
damentales de la sociedad antigua, quebrantando, sin darse 
cuenta de ello, sus fronos y sus respetos y senalando à los 
apetitos de las clases medias todos aquellos estimulos, y des¬ 
pertando en las clases populares todas aquellas pasiones que 
habian de producir en breve los horrores de la Revolución 
y de la reacción; y todo ello con la misma sencillez, me 
atrevo à decir con la misma inocencia con que una virgen 
Max-Planck-Institut fül 
Real Academia de Cencas Morales yPolticas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer