Full text: Queipo de Llano Gayoso, Francisco: Tésis: La libertad de enseñanza

Max-Planck-Institut für 
europäische Rechtsgeschichte 
DISCURSO 
reas de la Academia otro, que no yo, pudiera prestaros. 
Ägrávase más y más la pesadumbre de la carga que 
sobre mis débiles hombros habéis depositado, al conside¬ 
rar que vengo à un puesto que ya por dos veces la muer¬ 
te implacable dejó vacante, con dano evidente para las 
letras, para la ciencia y para la patria. 
Fué el ultimo que este lugar ocupaba el ilustrado y 
virtuoso sacerdote D. Juan Antonio Andonaegui, antiguo 
y querido catedrático de la Universidad de Madrid, que 
en aquel centro de ensenanza, de igual suerte que en 
esta Academia, ha dejado un vacio dificil de llenar. 
Fué el primero en este puesto mi ilustre amigo, el emi¬ 
nente estadista é historiador D. Pedro José Pidal, Mar¬ 
qués de Pidal, con respecto á quien los elogios que á su 
recuerdo tributara, resultarian pálidos ante los que su 
propio nombre evoca, como Ministro de la Corona que 
fué en los departamentos de Estado y de la Gobernación, 
como tribuno enérgico, como polemista de persuasivo 
razonamiento y de profunda lógica, y como autor impe¬ 
recedero de las Alteraciones de Aragón en el siglo XVI. 
Compréndese, pues, con sólo enumerar quiénes fueron 
los que voy á sustituir, cuán grande es la distancia en 
que de ellos me encuentro, por lo que si para cualquiera 
resultaria delicada la comparación con patricios tan dis¬ 
tinguidos, jcuánto ha de serlo para mi, que sin contar 
muchos anos de vida, de pocos he podido disponer, con 
sosiego bastante, para entregarme detenida y reposada- 
mente al estudio, y que si alguno he consagrado á él, ha 
sido en medio de las agitaciones de la politica, á la que 
sobre todo apliqué mi actividad y mi existencia, y de las 
laboriosas tareas administrativas, en los puestos que debi 
à la confianza de S. M. el Rey! 
Vengo, pues, á reemplazar en la Academia, con bien 
escasos méritos, á dos hombres ilustres que tuvieron al¬ 
guna relación entre si en los actos de su vida. El uno, 
sy Politicas
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer