Full text: Eijo Garay, Leopoldo: ¬La persona juridica

100 
aprendizaje de la verdad fueron justamente apreciadas y atendidas, ha¬ 
biendo alcanzado beca gratuita en aquel Seminario, y siendo despues 
propuesto, aun sin ser de la Diócesis, para pensión de estudios en la 
Ciudad Eterna. 
Nadie hubiera podido emplear mejor que él los nueve anios de per¬ 
manencia en esta Ciudad Eterna, dice D. Francisco Rodriguez Marin. 
Porque, amén de recibir las sagradas ordenes, hasta la del Presbite¬ 
rado inclusive, en la Academia Romana de Santo Tomás de Aquino, ob¬ 
tuvo némine discrepante el Sr. Eijo el grado de Doctor en la Facultad 
de Filosofia, y en la Pontificia Universidad Gregoriana ganô el de 
Doctor en Teologia, con la calificación extraordinaria de superavit cum 
maxima laude, y el de Doctor en Derecho Canónico con la nota de supe¬ 
ravit optime. Con excelente materia prima, determinable y perfectible de 
suvo, e infundida en ella una buena forma, de suyo determinante y per¬ 
ficiente, ;qué puede esperarse sino una inmejorable constitucion del ser, 
va individual, ya social, apto para las más nobles y levantadas emprèsas? 
En esta primera etapa de la vida del Doctor Eijo, etapa de forma¬ 
cion de su vigorosa personalidad, importa llamar la atención sobre algu¬ 
nos extremos. Es el primero, que estudió profundamente las disciplinas 
fundamentales de su carrera, aprendiéndolas al modo mismo como to¬ 
das deben ser aprendidas, asimilándose su criterio y métodos al mismo 
tiempo que su contenido, de tal suerte que al término del aprendizaje se 
pueda decir con justicia, no sólo que se sabe, por ejemplo, Teologia o 
Filosofia, sino que se es filósofo o teólogo. Tan singular aprovecha¬ 
miento en un hombre todavia mozo, unido a sus congénitas cualidades 
de virtud y de modestia, le granjearon el carino y el respeto de sus 
condiscipulos y maestros; entre todos ellos gozó de buen predicamento 
por el feliz consorcio que se daba en su espiritu y en su conducta, de 
buenas cualidades éticas e intelectivas. 
Y no es esto solo. Espiritu avisado, perspicaz e infatigable, pensó 
desde el principio, y pensó -bien, que ese caudal de conocimientos adqui¬ 
rido no podia ser bien administrado conservándole, aumentandole y 
multiplicando su virtud productiva sin la posesión de medios o instru¬ 
mentos adecuados; y a ese fin se dedicó con brios y tenacidad sin igual 
a la adquisición de un formidable aparato linguistico en lenguas vivas 
y muertas, que le permitiera leer en sus propios textos originales los 
ricos tesoros de la divina y humana sabiduria. Aprendió hebreo, se 
perfeccionó en el griego y en el latin y se asimiló varias lenguas moder¬ 
nas: inglés, francés, italiano. De la perfección que alcanzara en este 
estudio dan idea el que fué profesor de hebreo en la Universidad Pon¬ 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer