Full text: Eijo Garay, Leopoldo: ¬La persona juridica

41 
aunque esos eternos temas hayan sido interpretados diversamente en los 
diversos siglos. A pesar de la glosa subjetiva en que los conceptos 
de cada uno de los miembros la envuelven, la idea de la obra que se 
propaga en el medio social posee una existencia objetiva, cuya realidad 
le permite pasar de unos espiritus a otros refractandose diversamente, 
pero sin desaparecer. 
"Si la idea fuese creación subjetiva del espiritu de un individuo 
determinado, apenas se concebiria cómo pudiese adquirir carâcter obje- 
tivo que le permitiese pasar a otro espiritu. Puesto que las ideas pasan 
de un espiritu a otro, deben tener naturaleza objetiva. En realidad 
no hay creadores de ideas, sólo hay halladores. Un trovador, un poeta 
encuentra una idea a la manera como un minero encuentra un dia¬ 
mante : las ideas objetivas existen de antemano en el vasto mundo, 
incorporadas a las cosas que nos rodean; en momentos de inspiracion 
las encontramos y las separamos de su ganga. 
El grupo de los interesados y cada uno de éstos, y los organos in¬ 
ternos del gobierno que se impone a ellos y en el cual ellos participan, 
son los portadores de la idea, que es comun a todos. 
El segundo elemento de toda institución corporativa es el poder 
organizado de gobierno, que existe para la realizacion de la idea y su 
servicio. 
El tercer elemento es la manifestación de comunión de los miem¬ 
bros del grupo y también de los órganos de gobierno ya sea en la idea 
de la obra que se ha de realizar, ya en los medios que se han de em¬ 
plear. Este fenômeno de comunión es el que hace pasar la idea al estado 
subjetivo. 
"Estos movimientos de comunión de ningûn modo se analizan como 
manifestaciones de una conciencia colectiva; es que las conciencias indi¬ 
viduales se emocionan al contacto de una idea comun, y por un fenómeno 
de interpsicologia, tienen el sentimiento de su comùn emoción. El cen¬ 
tro de este movimiento es la idea que se refracta en conceptos simila¬ 
res en millares de conciencias y provoca en ellas tendencias a la acción. 
La idea pasa momentáneamente al estado subjetivo en millares de con¬ 
ciencias individuales que se unen en ella; las conciencias individuales 
invocan su nombre y desciende en medio de ellas, apropiada por ellas 
en el estado subjetivo. He ahi la exacta realidad. 
Asi se obtiene la concordia de voluntades bajo la dirección de un 
jefe: la comunidad de acción. 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer