Full text: Eijo Garay, Leopoldo: ¬La persona juridica

derroches de ingenio, y también de desbordada fantasia y alocado capri- 
cho, para encontrar en ellas el origen de la humana sociedad. 
Ensenna Spencer que la justicia humana no es sino la justicia animal 
más perfeccionada; puesto que la vida humana—dice—es un grado su¬ 
perior evolutivo de la vida sub-humana, la justicia humana es tambien 
un desenvolvimiento ulterior de la infra humana. 
Esta Sociologia Zoológica no ve más que diferencia de grado, no de 
esencia, entre las instintivas relaciones de los animales agrupados y 
la Moral y el Derecho humanos. 
Ajenos a estos ridiculos excesos materialistas hay otros autores, 
tan partidarios como ellos de la realidad orgánica corporativa, pero 
interpretándola en mas alto y espiritual sentido, aunque igualmente 
desacertados al senalar la esencia de la persona juridica. 
Unos la ven en la totalidad de los miembros en cuanto miembros 
de la colectividad, en contraposición a otras relaciones juridicas que 
puedan tener; otros en los miembros en su ligazón con la totalidad; 
siempre la suma de los individuos, pero sin que resulte nuevo sujeto 
juridico distinto de cada uno de los miembros y contrapuesto a cada 
uno en derechos y deberes. 
Zitelmann concretando e idealizando mas, pone como supuesto de la 
personalidad juridica la voluntad. La corporeidad—dice—no es esen¬ 
cial a la personalidad juridica; la voluntad, si. Pues bien, cada indi¬ 
viduo de los que se congregan para formar una colectividad separa una 
parte de su voluntad y uniéndola a las otras partes de voluntad de 
los demàs que coinciden con la de él en una determinación, forman la 
voluntad colectiva, unidad de querer que tiene realidad y constituve el 
sujeto de la personalidad. Pero es tan evidente que el sujeto de dere¬ 
cho no es la voluntad, sino la totalidad de la persona, con todas sus 
facultades psicológicas, con todo su ser; y es tan absurdo que la vo¬ 
luntad se pueda dividir en trozos y que de varios trozos de voluntad 
de diversos individuos resulte una voluntad nueva realmente existen¬ 
te, que esta teoria después de tener multiples seguidores ha sido aban¬ 
donada hasta por su propio inventor. 
Descuella entre todos los autores de teorias más o menos afortuna¬ 
das para demostrar y explicar la realidad de la persona colectiva Gierke 
cuyos trabajos son meritisimos, especialmente en su investigación his¬ 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer